miércoles, 18 de septiembre de 2019

Freak Orlando en el Convent dels Angels





Casi siempre que paso al lado del Convent dels Angels situado junto al MACBA me viene a la memoria el concierto que Coil efectuaron allí en la edición Sonar del año 2000, para un grupo cuyo primer disco se titulaba How to destroy angels hacer un maléfico set discoindustrial en un espacio utilizado años atrás para la advocación religiosa por monjas sería para ellos me imagino apasionante. En las últimas semanas el mismo espacio ha albergado la exhibición del film de Ulrike Ottinger Freak Orlando, unas cortinas satinadas doradas sirven de reclamo para entrar a ver este extraño y grotesco film en este espacio desacralizado, una condición cada vez más numerosa en Europa donde muchas iglesias se han convertido en discotecas, outlets o estandartes del skate como es el caso del Kaos Temple en Asturias.

Estrenado en Berlín en 1981 la película está basada de alguna manera en el Orlando de Virginia Wolf y es parte de la trilogía que sobre esta ciudad efectuó su realizadora proveniente del mundo pictórico y cercana a Wolf Vostell. Estrafalarios personajes enfundados en cuero negro o vestidos de vinilo andando a la deriva en la nocturnidad de parques abandonados y gasómetros e introduciéndose en andurriales habitados por hermafroditas, enanos o cantantes de ópera crucificadas. Todo ello en cinco actos con apenas diálogos, lenguaje no verbal y desincronizaciones de sonido quitando un omnipresente tema de opereta.

Sus intérpretes femeninas no pueden ser más apropiadas Delphine Seiryg vive un devenir contrario a la razón ya albergado de alguna manera en el film de Buñuel La voie lactee y una de las musas del nuevo cine alemán Magdalena Montezuma se mueve perfectamente en el exceso estilístico del film habituada a las mise-en-scène de Rosa von Praunheim o su pareja Werner Schroeter. Ambas actrices protagonizan dos hechos recientes en nuestro país: la exposición  en el Centro Reina Sofía Musas insumisas, Delphine Seiryg y los colectivos de vídeo feminista en Francia en los 70m y 80 y el libro Magdalena Montezuma, musa, máscara y muñeca escrito por Mariel Manrique en la editorial Shangrila. Para infundir al menos curiosidad al potencial seguidor musical de este espacio destacar que sin contar esta la más asidua actriz en las películas de Ulrike Ottinger es Tabea Blumenschein componente durante algún tiempo del grupo berlinés Die Tödliche Doris.













Ulrike Ottinger leyendo Orlando junto a Tabea Blumenschein en el rodaje de MadameX, An Absolute Ruler



viernes, 6 de septiembre de 2019

Wigwam y Kim Fowley, Helsinki 1970






No sé de donde procede mi debilidad por Wigwam, sé que fue a partir de la edición en España de su disco Lucky golden stripes and starpose, uno de sus discos más comerciales alejados de otros de gran prestigio entre los aficionados de rock progresivo del que aún tenía elementos fusionados con un soft rock casi de costa oeste americana. En los tiempos de agitación punk uno se guardaba de exponer estas debilidades pese a verlas compartidas en publicaciones como el NME Book of Modern Music o en la revista norteamericana Eurock.

En los últimos años otro disco de ellos Tombstone Valentine ha vuelto a sonar mucho en casa. Grabado en 1970 cuenta con la producción de Kim Fowley quien en sus peculiares rastreos había escuchado con gran interés a Wigwam con su anterior disco Hard N' Horny; tras contactar con Jim Pembroke uno de los líderes del grupo a los pocos días se presenta en Helsinki con un traje morado intenso y colorista camisa verde. Poco después de su llegada su peculiar carácter hace perder los nervios a algunos miembros de la banda como el guitarrista Nikke Nikano antiguo componente de la radical formación The Sperm, algo chocante teniendo en cuenta la sorprendente decisión de Fowley de incluir en el disco el tema Dance of the Antrhopoids un tema de Erkki Kurenniemi, un verdadero genio de la invención electrónica que ya había grabado dos años antes este tema con mayor duración y diferente título Andropoiden Tanssi en el disco Perspectives 68 Music in Finland. El ambiente de experimentación en la capital finesa ese año es considerable con lanzamientos como el primer disco de los antes mencionados The Sperm o el primer registro del músico electrónico Jukka Ruohomäki quien posteriormente colaboraría como asistente de programación del VCS3 en el disco de Wigwam Being.

La intención de Kim Fowley de explotar el potencial comercial del grupo con toques de experimentación tienen un brillante resultado, en su implicación llega a coescibir un tema con el propio Jim Pembroke, baladas de medio tiempo con reverberación crepuscular, ambientes cercanos a lo que alguno ha llamado nordic americana y también les acompaña en algunas actuaciones con momentos impagables como su intención de levantar el mantel de una mesa frente al escenario cubierta por casi medio centenar de bebidas sin derramarlas, redoble del batería para dar emoción al desafío y resultado final...todo derramado.


                                                                 Erkki Kurennniemi

                                                          Single de Jukka Ruohomäki

                                                                 Primer LP de The Sperm

The day the earth stood still, disco grabado por Kim Fowley en Suecia quien en esos momentos se considera un expatriado con citas de Radio Free America, Kenneth Patchen o Rodney Bingenheimer

                   Kesäkapina película finlandesa de 1970 con música compuesta por Jim Pembroke


                           Wigwam junto a Seija Simola en la televisión finlandesa


martes, 27 de agosto de 2019

La Serie Informal de Anagrama





Es bastante sorprendente que un libro para muchos de referencia como Free Jazz/Black Power no haya tenido traducción al inglés hasta 2015 después de cuarenta años de su publicación y aún lo es más que en España sí se publicara de inmediato gracias a los auspicios de Jorge Herralde en la Serie Informal de Anagrama, la confluencia de jazz de vanguardia y política radical encajaban perfectamente en esta colección de gran exigencia teórica en terrenos como el estructuralismo, biopolítica, antipsiquiatría o textos de referencia del surrealismo, todo ello presentado con una gran modernidad estética.

Dos libros más de música se incluirían en esta colección como el Pop Music/Rock y Música Total de Giorgio Gaslini, autor de la banda sonora de La Notte de Antonioni o Profondo Rosso de Dario Argento junto al grupo Goblin.  En esta misma época hubieran encajado perfectamente en esta colección  el libro de Rolf Ulrich Kaiser El mundo de la música pop publicado en 1972 por Barral Ediciones y aún más Ruidos-Ensayo sobre la economía política de la música, un elocuente texto sobre las propiedades anunciatorias de la música escrito por Jacques Attali en 1977, poco después su deriva como asesor presidencial y en esos mismos años como apunta el propio Herralde otro alejamiento: el desencanto del potencial lector de esta serie cuyos pronósticos radicales no se habían cumplido y se fueron a la India o Goa. Personalmente mi desilusión es otra, el no tener retorno de alguno de estos libros prestados en mis primeros años como lector (todos ellos están descatalogados) y la desaparición de muchas librerías barcelonesas con gran presencia de esta colección, por citar solo dos de diferente ámbito geográfico la Librería Francesa en el Paseo de Gracia, Ancora y Delfín en la Diagonal o la Llibrería Xoc en la salida del metro de Vilapiscina.









Uno de los libros de Donal Barthelme publicados en esta serie. Como curiosidad apuntar la labor de su hermano Frederick como batería en Red Crayola.


viernes, 16 de agosto de 2019

Antón Ignorant, la dernière pensée



Lamentable coincidencia, estaba justo acabando la edición de la anterior entrada dedicada a Crass que me entero del fallecimiento en Buenos Aires de Antón Ignorant a quien tenía en mente en esos momentos por su elección de este apodo artístico para sus trabajos, toda una declaración de intenciones juntar el coraje y rabia del cantante inglés con la ralentizada musique d'ameublement de Erik Satie de cuya obra Avant Dernières Pensées extrajo el nombre para sus primeros trabajos en solitario de música electrónica o industrial en sus composiciones más extremas. Una simbiosis gestada de alguna manera años antes en su afición tanto al rock más obscuro como a la música clásica contemporánea.

Los miembros de Ortega y Cassette tuvimos una estrecha colaboración con él e intercambiábamos constantes trabajos que nos llegaban en los primeros días de la cassette network, algo que le cautivaba y que veía como una prolongación de una cierta red de intercambio de cintas de rock de lo más recóndito que hubo años antes anunciadas en revistas especializadas relacionadas también con el comic a las que se solía singularizar con diseños gráficos propios. De esta manera crea 1984 Cintas donde durante ese mismo año edita Arte Desecho, Natchmusik y Jóvenes Idiotas, el año siguiente rebautizaría el sello como Grand Mal Edicions extendiéndolo a otros experimentadores tanto nacionales como de fuera en el caso de Maurizio Bianchi o The Haters. La estrecha relación que teníamos con el queda patente en el disco 4 grupos de Barcelona editada por Discos Esplendor Geométrico donde también aparecen dos discos más ya en 1986, Radiante Porvenir y Muestras sin Valor junto a Comando Bruno. En relación con la capital tampoco puedo olvidar las entrevistas conjuntas que hice junto a él y Francisco Felipe (La Otra Cara de un Jardín) a Steven Brown de Tuxedomoon en un café de Recoletos y a David Thomas de Pere Ubu en los camerinos del Rockola emitidas en Radio PICA en su espacio Informe Semanal, Toni también tenía un enorme talento como reportero de lo más incisivo.

De sus posteriores proyectos y colaboraciones (Secreto Metro, Audiopeste, Raeo, Superlelvis) seguí por proximidad la de Macromassa, cuya revisión de sus filmaciones en directo recomiendo especialmente, allí se pueden apreciar unos feedbacks extremos tanto de los vientos de Nubla y Crek como de la voz y guitarra de Toni, no es de extrañar los badges que lucen en esa época de Come Organization. De esta relación con Macromassa saldría otro acontecimiento imborrable como fue la instalación Alas Plegables 3 en la Sala Transformadors, en ella Antón Ignorant decidió reproducir casi exactamente la habitación que como autoproductor autosuficiente tenía en su casa del barrio de Sant Andreu, no solo eso sino que también el visitante podía consultar toda su colección de cassettes e incluso poderse hacerse copias en un reproductor.

Siento mucho su pérdida.


                                         Interior de la cassette Nachtmusik/Total distorsion


Cassettes C-1 de utilizacción autoreverse todas en Grand Mal Edicions con el propio Antón Ignorant,
32 Guajar's Faragüit, Eduardo Polonio, Fisodo 13,4, Francisco Felipe, Francisco López, Félix Menkar, Juan Crek, Luis Mesa, Mataparda, Rafael Flores y Victor Nubla.

                                         Maurizio Bianchi Mectpyo. Grand Mal Edicions

                                 4 Grupos de Barcelona. Discos Esplendor Geométrico 1985


                                            Portada e interior de su disco Radiante Porvenir


Portada del disco de Avant Dernières Pensées y Comando Bruno Muestra sin Valor y foto de sus autores (fuente Rafael Flores)

Antón Ignorant como Audiopeste en un aniversario del programa Escuela de Sirenas de Radio PICA

Magick for abused speakers, uno de sus últimos trabajos publicado en el 2004 por Hazard Records antes de su traslado a Buenos Aires




 fragmento del concierto de Macromassa + Ignorant en el Colegio Mayor Chaminade de Madrid, el 28  de mayo de 1987.
Título: Ferro
Autor: A. Ignorant
Juan Crek - saxo barítono modificado extraterritorialmente de forma circunstancial 2
Antón Ignorant - modificación extemporánea de la voz mundial a ratos
Victor Nubla - clarinete bajo modificado por sí mismo incluyendo conflicto estructural aleatorio
ritmo: unidad de ritmo Selecipín (modificada localmente)
Filmación: Marcelo Expósito





Avant Dernières Penseés - Nachtmusik/Total Distorsion

miércoles, 7 de agosto de 2019

Crass en el Pied Bull de Londres, 7/8/1979



No me gusta mucho emplear este espacio para efemérides y menos si son personales a pesar de los cuarenta años que se han cumplido desde 1979, un año llenos de experiencias y acontecimientos del que sí voy a destacar el concierto de Crass en el Pied Bull londinense al que acudí junto a otros miembros de nuestro grupo Xeerox y que posteriormente fue editado ocupando la cuarta cara de su disco Stations of Crass, hoy se cumplen exactamente esos cuarenta años. El asistir a un concierto del grupo más combativo que había en la capital británica era para mí todo un contraste y desafío después de que apenas días antes estaba ejerciendo de disck-jockey en una discoteca de L'Estartit algo que no tuvo continuidad aún cuando antes del concierto no me resistí a arrojar una moneda en el jukebox del bar del concierto para oír el tema Youngs In Russia de Korgis algo que evidentemente dejó caras de incredulidad  al contingente punk que asistía al concierto, francamente no recuerdo si la elección fue deliberada o me equivoqué en el selector.

El concierto fue abierto por Poison Girls el grupo liderado por Vi Subversa una mujer con 44 años de edad que tenía ya algún hijo en otras formaciones de punk revindicativo como Fatal Microbes, posteriormente el pase de la película Autopsy de Mick Duffield con sus cut ups de apropiacionismo visual y sónico, cine casi situacionista cuyos asaltos sónicos sirven como perfecta introducción al concierto de Crass cuyos miembros se presentan con total uniformidad, inmediatamente después el desgarro de las voces de Steve Ignorant, la marcialidad de la batería de Penny Rimbaud y sus cintas de fondo más la guitarra repetitiva y cortante de Andy Palmer sin acordes ni solos, solo ruido y velocidad, más deprisa y más lejos, luces estroboscópicas con rastros de guerra nuclear ante una audiencia entregada a su agresividad sónica con ideales pacifistas.

En la salida del concierto hacia al metro se palpa una gran tensión ante un fuerte despliegue policial, el grupo ha sido precedido con fama de problemático teniendo incluso una inspección policial en Dial House su hogar y habitat creativo tras la aparición de su primer disco The feeding of the 5000 en que los trabajadores de la fábrica de discos se negaron a prensar uno de sus temas Asylum por considerarlo blasfemo, posteriormente el tema fue ocupado por dos minutos de silencio titulado "The sound of the free speech". Pese a este despliegue varios seguidores consiguen pintar el anagrama del grupo con plantillas de aerosol acompañadas por eslóganes como "Fight war, not wars", "This is no authority but yourself" o incluso el título del tema con que han cerrado el concierto "Punk is dead".






                  Reality Asylum, The Feeding of the 5000 y Stations of the Crass, sus discos de 1979




                       Cartel y dos instantáneas del film Autopsy dirigida por Mick Duffield





Extractos de material gráfico de Crass debido mayoritariamente a Gee Vaucher, tanto ella como Penny Rimbaud experimentaron antes de Crass técnicas de manipulación multimedia en el grupo experimental Exit a los que podemos a continuación ver en una actuación en la Norwich University (fuente Wire Magazine).






Actuación de Penny Rimbaud en la imprenta L'Automàtica de Barcelona en 2012 de la que se extrajo esta cassette publicada por Munt. Otro rastro del universo Crass en nuestro país lo podemos encontrar en la portada del libro Afuerinos, entrevistas a cargo de Oscar Fontrodona de la editorial Futura Ediciones debida a Gee Vaucher (foto debajo) y siguiendo en el mundo editorial el libro que sobre el grupo publicó La Felguera. Por otro lado destacar la gran cantidad de material sobre ellos expuesto en el Musac de Leon en la exposición Loud flash, british punk on paper, proporcionada por Toby Mult historiador y coleccionista del punk.




Filmación de Crass en el Conway Hall cuyo sonido en realidad corresponde al concierto del Pied Bull