lunes, 20 de enero de 2020

Chrome Half Machine Lip Moves , distopías retumbantes






Ahora que uno repasa las listas en diferentes publicaciones de música con lo mejor del año anterior no puedo eludir el apabullante listado que hace cuarenta años se hacía de toda la producción más rompedora del año 1979 que vislumbraba un tránsito de década llena de riesgo y renovación poco después eso sí domesticado, de todos ellos he elegido uno que me impactó enormemente el Half Machine Lip Moves de Chrome. Lo descubrí desde que el promotor de conciertos local Toni Serra me pasara una copia ese mismo año en la tienda de discos Gay&Co, el ver la portada ya me dejó impactado y poco después en un momento que no había mucha gente  decidí pincharlo de ambiente, el sonido que salía de los potentes bafles era vibrante y brutal y apenas pasaron días para transmitir mi entusiasmo por el disco a mis colegas de Xeerox quienes también lo compartieron hasta el punto de que fue sin duda una de nuestras grandes influencias.

A través de una de las primeras entrevistas que Search&Destroy hizo a su líder Damon Edge supe de sus dos discos anteriores precedidos de su estancia en el prestigioso Cal Arts de San Francisco donde estudió con Allan Kaprow, casi paralelamente trabajó para bandas sonoras de películas de serie B de la MGM gracias a la temprana pericia de maniobrar en el garaje de casa con magnetófonos, toda estas prácticas facilitan la destreza con que fueron introducidas en Chrome especialmente en su anterior disco Alien Soundtracks ya con la presencia de la guitarra de Helios Creed. Al igual que ocurriera con The Residents ambos se sumergen más en el estudio como laboratorio que en las actuaciones (apenas una en los legendarios Mabuhay Gardens) y eso que el acid punk de inspiración psicodélica que emerge de sus temas podía tener un gran reccorido en vivo como ya estaban ejerciendo algunas bandas afines de avant garage como Pere Ubu. También es de destacar sus trabajos gráficos tanto de los discos como de su promoción con una imaginería en que colisionan los mundos de Soldiers of Fortune con Vogue, visionaria imaginería mutante de modernidad y control que anticipa el cyberpunk de principios de la siguiente década con títulos como Burning Chrome de William Gibson.

La siguiente entrevista con Damon Edge la leí al cabo de dos décadas, si antes era un cambio de década, ahora lo es de milenio, si antes era un fanzine ahora es un críptico espacio de internet con Nez Zendik como entrevistador, más detalles de lo ya sabido y una revelación extraordinaria de que el origen de formar una banda radica en un viaje que hizo el propio Edge (entonces Thomas Wisse) de España a Marruecos, concretamente desde Madrid donde le esperaba un amigo, allí decide comprar una Bultaco Dirt Scrambler e irse a Fez desde donde realizó varias travesías. Al volver a España ahora en Valencia y escuchar toda la música árabe que había traído le marca los ritmos en su cabeza transformándolos en drones atonales que bien podían instaurarse en la creación de un grupo. Damon Edge moriría durante 1995 en Redondo Beach, el mismo año en que se realizó esta entrevista tras regresar del periplo parisino junto a la cantante Fabienne Shine que bien vale una entrada para otra ocasión.





    Contraportada del 12" Read Only Memory publicado también en 1979 en su sello Siren Records





                      Diferentes trabajos gráficos de Chrome, el ultimo perteneciente al MoMA

                                                         Damon Edge, foto Ruby Ray


        Futurismo artístico en el San Francisco de los primeros 70 en el Cal Arts y Art Farm






domingo, 5 de enero de 2020

Reminiscencias UHF, Luis de Pablo en Televisión Española, 1968






Después de la actuación de Rafael Flores (Comando Bruno) en el pasado Festival de Otoño de Morada Sónica sus promotores tuvieron a bien contar con él para un vermut escucha en la que durante una hora nos ofreció recuerdos e impresiones sobre toda su larga trayectoria que casi cumple cuarenta años, podéis escucharlo en el enlace final de esta entrada. De todo ello me llamó poderosamente la atención como narra su primer impacto de música electrónica a través de la transmisión de un programa (Nuevas Gentes) en Televisión Española dedicado al compositor Luis de Pablo, presentado por Natalia Figueroa emitido en 1968. La aparición del compositor maniobrando con artilugios como generadores de ruido le intrigó como niño de ocho años que entonces tenía y conjuntamente  a un mundo de ciencia ficción añeja le hizo construir ensamblajes de cartón con que los emulaba. No recordaba este programa pero como coetáneo de Rafael comparto estas reminiscencias televisivas en que se alternaba futuros imaginados en series como Perdidos en el Espacio, El túnel del tiempo, la divulgativa Misterios al Descubierto presentado por Luis Miratvilles con programas pop como Último Grito o Los Monkees, estos últimos emitidos en su segundo canal o UHF , todo ello actúa como una "fantología" añorable que puede visionarse en muchas de las restauraciones que desde hace algún tiempo hace Televisión Española como este programa puesto a disposición desde el pasado mes después de la solicitud que el propio Rafael Flores hiciera al ente público.

La música experimental era una rareza en España como puede verse en el programa cuando un reportero pregunta en la calle que saben de ella o sobre Luis de Pablo con respuestas hilarantes. Sin embargo esta contrariedad no impide la creación en 1964 del Laboratorio Alea primer centro de creación electrónica que hubo en España abierto a todo tipo de experimentadores, antes ya había propiciado el acercamiento a Madrid de compositores como György Ligeti que impartió un curso de técnicas de música electrónica. Como se puede ver en una toma del programa, por esa época comenzó su serie Módulos ya inmersa en una música aleatoria llena de tensiones interválicas, la utilización de la orquesta como un inmenso depósito de posibilidades de combinatoria sonora y la influencia de músicas ajenas a la tradición occidental. También destaca su labor como compositor de muchas de las películas más comprometidas del cine español de entonces con directores como Carlos Saura, Antón Eceiza o Javier Aguirre que aparece en el programa tocando una ocarina y que recientemente ha fallecido; poco después lo haría también con Victor Erice.

Por último apuntar que pese a su marginalidad musical, la emisión de un programa como este y los conciertos que efectuaban en teatros de gran aforo como el Teatro Fígaro o el Teatro Real que acababan muchas veces con el público alborotado les daba una repercusión en periódicos de gran tirada que hasta incluso completaban con caricaturas como puede verse en ABC. Todo esto derivó hasta un hecho tan insólito como el que nos contaba Eduardo Polonio en su reciente visita a Barcelona como fue que antes del Festival de Eurovisión que se iba a celebrar en el Teatro Real de Madrid en 1969 muchos compositores considerados sospechosos fueran vigilados por las autoridades, uno de estos "maliciosos" era Eduardo Polonio que nos lo detalla así desde uno de los textos de su web personal:

"En los primeros años, todo era motivo de escandalo. Los conciertos de música contemporánea eran considerados sospechosos y los compositores estábamos vigilados. Recuerdo una anécdota en el Madrid de 1968, en vísperas del Festival de Eurovisión en el Teatro Real; yo vivía al lado y poco antes recibí una citación de la policía (al igual que Luis de Pablo y otros) para un interrogatorio donde se nos exigió que ese día no saliéramos de casa porque habían recibido una información que informaba sobre una supuesta bomba que iban a poner los músicos contemporáneos en el Real. En ese mismo momento conocí mi ficha policial compuesta por un extenso dossier donde se me acusaba de ser un miembro destacado del Partido Comunista, ya que una semana antes había intervenido en un mitin...Ese mitin era un concierto de música contemporánea en el que yo interpretaba al piano una obra de Tomás Marco acompañado del recitador que se situaba en lo alto del escenario con un megáfono leyendo un poema en francés antiguo".






    Tres momentos del programa, en el último el director cinematográfico Javier Aguirre


   Dos de los discos más destacados de Luis de Pablo realizados en torno a la fecha del programa




             Caricatura de Luis de Pablo, Horacio Vaggione y Eduardo Polonio. ABC 1970

Rafael Flores flanqueado por Josep María Soler y Sofia Bertomeu en Morada Sónica

lunes, 23 de diciembre de 2019

El ojo eléctrico, los lugares ignotos del art brut



Hasta el día 5 de Enero todos los que residan o pasen por Madrid tienen oportunidad de ver en La Casa Encendida la exposición El Ojo Eléctrico, una selección de la colección Treger/Saint Sylvestre en el Centro de Arte Oliva (Sâo Joâo de Madeira) compuesta por 1700 obras e 350 artistas pertenecientes a diferentes formas de arte divergente comúnmente llamado art brut y que constituye una de las más importantes de Europa en su género. El interés por este tipo de manifestaciones ha ido creciendo desde que los surrealistas descubrieron estos artistas aislados de posiciones teóricas y estilísticas, muchos de los cuales permanecían en hospitales psiquiátricos como el de Saint Anne en París donde en 1945 realizaron una exposición que fue seguida cinco años después por los propios pacientes.

El recorrido por la exposición permite ver obras entre otros de Friedrich Schröeder Sonnenstern, Fleury Joseph Crépin, Madge Gill, Martín Ramirez o Adolf Wölfli, todos ellos estuvieron expuestos a principios de los noventa en la excelente Visiones Paralelas en el Museo Reina Sofía. Entonces y ahora nos aparecen rostros burlones, rellenos ornamentales de mandalas concéntricos o túneles atravesados en estado de sonambulismo, en otras ocasiones fuerzas invisibles parecen dictar una cartografía cuyo trance mediumnico nos deja desconcertados.

Aprovechando la ocasión La Casa Encendida ha decidido homenajear a Adolf Wölfli (quien había imaginado Madrid en uno de sus escritos) a través de una selección musical de Andrés Noarbe en que figura el disco conjunto que Graeme Revell, Nurse With Wound y Déficit Des Années Antérieures realizaron basado en las anotaciones musicales de los cuadros del artista suizo, publicado en el sello Musique Brut en 1986, uno de los primeros discos que te podías encontrar en Rotor fundado ese mismo año. Otras interpretaciones de su obra las encontramos en Baudouin de Jaer o el disco de Terry Riley Atlantis Nath en su pieza final. También coincidiendo con la exposición el investigador de lo paranormal Aldo Linares nos ofrece como Parapsiradio tres programas radiofónicos con delicias auténticas de pop magick y música ceremonial presentadas con radiante devoción. Ambas sesiones son altamente recomendables y las podéis escuchar pulsando aquí.

 Obra de Adolf Wölfli presente en la exposición al igual que la que abre la que encabeza la entrada

    Obra del artista uruguayo Alexandro García

Friedrich Schröeder Sonnenstern, Uebensgespenter Wappen (Escudo de armas Uebebsgespenter)

                                                      Jean Perdrizet Robot Cosmonaute

                                                                       Obra de Dinis Santos

                                               Secuencias numéricas de John Urho Kemp

Graeme Revell, Nurse with Wound y Déficit Des Années Antérieures -
Necropolis, Amphibians&Reptiles

Baudouin De Jaer/Adolf Wölfli
Analysis of the Musical Cryptograms. Sub Rosa 2011



Myrninerest- "Jhonn", Uttered Babylon. Portada de Jhonn Balance sobre una pintura de Madge Gill

martes, 10 de diciembre de 2019

Lintang Raditya y Andreas Siagian, el háztelo tu mismo electrónico de Indonesia




Cuando meses atrás estuve rastreando la trayectoria del músico norteamericano Matt Shoemaker en la isla de Java quedé sorprendido por la gran proliferación de autoconstructores de artilugios de creación electrónica que habían por toda Indonesia; esta curiosidad me llevó a Synthesia.id, un blog básico para contemplar toda esta riqueza creativa que es llevado por Lintang Raditya uno de los protagonistas más destacados de esta escena cuya decisión de construir el mismo sus aparatos vino dada por los altos precios que había que pagar por la compra de sintetizadores, muchos de los cuales además no cumplía sus expectativas, aparte de eludir del software y la utilización del teclado. Su residencia en la ciudad de Jogja le ha hecho colaborar con el colectivo Jogja Noise Bombers así como compartir conocimiento en diferentes talleres y encuentros incluidos ejecutantes de gamelan. En la creación de sus instrumentos interviene una percepción tanto proveniente de la teoría del caos como de la inestabilidad eléctrica de Indonesia.

Andreas Siagian es seguramente el otro gran constructor de instrumentos a diferencia de Lintang que viene del mundo del teatro este lo hace desde sus estudios de ingeniería y de su relación con otras disciplinas artísticas como instalaciones como las que desarrolla con el colectivo Lifepatch en que la priorizan relación de arte y ciencia con tecnología asequible combatiendo su consumismo, como se pudo ver en su participación titulada Conveniencely yours en el Medialab Prado de Madrid en 2016. Tanto Siagian como Raditya han compartido puestas en directo en lugares selváticos o urbanos como se puede ver en las dos fotos que encabezan esta entrada, curiosamente apenas tienen trabajos editados. Herederos de las genialidades de los norteamericanos Stanley Lunetta y Reed Ghazala, ambos fabrican unos atractivos ensamblajes electrónicos en que la retroalimentación analógica les lleva a experimentar sonoridades caóticas y atonales con resultados impredecibles.




   Lyntang Radditya y algunos de sus aparatos entre los que destaca el Javanese Modular (arriba)


        Imágen de Andreas Siagain y una de sus instalaciones Naraleska en el Mal Au Pixel de París


 Cajas y galvanoplastia de espejos presentados en Medialab Prado de Madrid










domingo, 24 de noviembre de 2019

Recorridos barceloneses de Eduardo Polonio



El pasado día 21 de Noviembre se presentó en el Convent de Sant Agustí el quinto volumen de la colección Barcelona Documents Musicals del sello La Olla Express con una actuación de Eduardo Polonio, Eduard Altaba y Enric Cervera, protagonistas de este disco junto a Tres recientemente fallecido al cual se dedicaba el concierto. El numerosísimo público que asistió pudo disfrutar de su segunda actuación después de que haya pasado mucho tiempo de la primera que tuvo lugar en la Sala Villarroel en 1981 en la que el trío mostró todo el potencial que habían adquirido en previas improvisaciones efectuadas durante los tres años anteriores con una singular mezcla instrumental surgida de los contrabajos de Altaba y Cervera más el órgano Farfisa y minimoog de Eduardo Polonio quién grababa estas en un magnetófono Revox. Lamentablemente estas cintas se perdieron en algún traslado y al menos en este cd podemos escuchar lo que se pudo salvar de una cinta cassette que conservaba Enric Cervera en la se muestra el encuentro de una sutil acústica vibracional y concisas frecuencias electrónicas, una exploración sustancialmente alejada de estereotipos de música improvisada. Estas grabaciones se alternan con gran acierto con las procedentes del concierto conjunto de Eduardo Polonio y Tres en la Sala Boliche durante 1984 en un intento conjuntar música y artes visuales, demostrando que modernidad y disidencia pueden ir asociadas, algo a valorar en la Barcelona de mitad de los ochenta.


Eduardo Polonio se instaló en Barcelona poco antes del comienzo de estas grabaciones concretamente en 1975 motivado en gran parte por la creación del Laboratorio Phonos donde compartirá con compositores como Gabriel Brncic y Andrés Lewin-Richter no solo lo inusitado de sus apellidos sino también la unión de composición e investigación a través de instrumentación electrónica cuyos últimos avances facilitan acrecentar una línea de música repetitiva ya trabajada anteriormente en su Madrid natal y que le alejaban de la música contemporánea de aleatoriedad formal, un universo cercano al minimalismo americano de Terry Riley o Steve Reich con quien compartió cartel como Música Electrónica Libre en los Encuentros de Pamplona de 1972 y que también transita en otros dos músicos residentes de Phonos como Alberto Iglesias y Javier Navarrete, conjuntamente con este último más Gabriel Brncic y Carles Santos realizaría un concierto en Zeleste, lugar junto al que acabaría viviendo. En esta misma sala presentó su obra Calidoscopi acompañado por las esculturas lumínicas de Eduardo Magliano, primera de varias colaboraciones interdisciplinares artísticas a las que siguieron Ferran García Sevilla, Carles Pujol, Eugeni Bonet o Rafael Santamaría con quien creó el proyecto Obert centrado en unir la música con las artes visuales y que tuvo en el Festival Sis Dies d'art actual su máximo exponente con una lista de participantes deslumbrante como se puede ver en una ilustración más abajo.

En esta entrada solo pretendo hacer un acercamiento al periodo que comprende las grabaciones de este cd que coincide en fechas de composición con otras que posteriormente se agruparon en su disco Acaricia la Mañana (Unió de Músics-1984) o Bload Stations-Syntax Error (Discos Esplendor Geométrico 1987), ambos discos han sido reeditados recientemente por Geometrik/Vinilissimo a los que hay sumar la Edición Antológica 1969-2014 con nada menos que diez horas de música y un documental coeditado por Ars Harmónica y Luscinia. Todas estas ediciones unidas a participaciones en recopilatorios como La Zona o Loopy but chic le originaron en gran medida nuevas audiencias, algo perfecto para un músico reacio a a ser etiquetado y que pese a la mayor presencia de secuencias melódicas estas no aparecen con ninguna banalización rítmica o utilización de presets resultones, su estilo es absolutamente personal, su actitud minuciosa y centrada armoniza perfectamente con su hedonismo y divertimento.

              Enric Cervera, Eduardo Polonio y Eduard Altaba , foto Albert Climent Quer (1980)

Tres y Polonio en la Sala Boliche, 1984. Tanto esta foto como la anterior incluidas en el completísimo libreto interior lleno de documentación escrito por Germán Lázaro.


Cartel deteriorado pero de grato recuerdo para mí que anuncia su concierto en la Galería Matisse de Barcelona en 1978, me lo entregó en la tienda de discos Gay&Co para colocarlo en el tablón de anuncios del que salió algo maltrecho.


                                                           Eduardo Polonio en estudio


Cartel y listado de artistas del Festival Sis dies d'art actual celebrado en 1983 organizado por Obert


                   Reediciones recientes de dos discos de Polonio a cargo de Geometrik-Vinilissimo


Edición antológica a cargo de Ars Harmónica y Luscinia de la obra de Eduardo Polonio 1969-2014



Sí, Euclides/Automat, compuesta en 1978 incluida en su disco Acaricia la mañana.


Flautas, voces, animales, pájaros, sierra, la fragua de protones, trompetas, frialdad con sangre, arpas judías, trompetillas, agua, agujero negro. Pieza compuesta en 1981 incluida años más tarde en su disco Cuenca editado por Nuevos Medios y que es descrita por él en su antología de esta manera:

Música para una coreografía fantástica de agujeros negros. Sus partes son: agujeros negros danzantes tocan trompetillas, trompetas, arpas judías; agujeros negros devorantes fraguan protones; agujeros negros vociferantes engullecen pájaros, animales; flautas negras colman agujeros de frialdad con sangre; sierras protónicas trompetean agua; fraguas aflautadas arpegian voces negras.