miércoles, 20 de marzo de 2019

El pop tremebundo de Shelly y Nueva Generación



Creo que como a muchos, la primera vez que tuve conocimiento de la existencia de Shelly y Nueva Generación fue su inclusión en la disparatada película de Ivan Zulueta Un, dos, tres al escondite inglés. Transcurrido un tiempo mi curiosidad por ellos aumentó al descubrir la portada del single de 1968 Mr. Train, Hurry Up/ I'm a poor girl, un tremebundo collage con los propios miembros del grupo madrileño que tenía a la venezolana Maria Concepción Gutierrez Lobo como aguerrida cantante arropada por Luis Fornés, Miguel Angel Rojas y Pablo Weeber, esta sería la formación mas estable en su corta trayectoria que dejó dos singles más, el cotizadísimo La Mujer Diablo con unos delirantes arreglos de Pepe Nieto entre el medievalismo y la santería y por último la contagiosa Vestido Azul cuya puesta en directo en el programa Telerritmo es un asombroso único plano secuencia a través de un decorado completamente vacío, todo ello unido a la coreografía y disposición del grupo le hace auténticamente único.

Tras una gira por México y Estados Unidos se disolvieron aunque las trayectorias de sus miembros son dignas de rastrearse: la vertiente soul fue heredara por los teclados de Luis Fornés en Conexion y sus arreglos "groovymentalistas" pueden apreciarse en su incursión en el Lp Zodíaco del profesor Ivan Trilha, su amplísima labor como músico de estudio nos lleva hasta territorios tan insospechados como el disco de Clónicos Figuras Españolas donde comparte créditos con los entonces miembros de Macromassa Victor Nubla, Juan Creck, Anton Ignorant o Justo Bagüeste entre otros; la línea más psicodélica lindando con el rock progresivo la compartirían Miguel Angel Rojas y Pablo Weeber en grupo madrileño Franklin cuyo único registro el lp de 1974 Life Circle permaneció inédito durante mucho tiempo, una adversidad que les llevó a probar fortuna por tierras alemanas donde finalmente Pablo Weeber recalaría en las filas del grupo de Wuppertal Hoelderlin, teniendo su guitarra e incluso su voz parte destacadísima en los discos Rare Birds de 1977 o el directo Traumstadt del año siguiente, a él se le debe la autoría de temas con títulos tan significativos como Necronomicon o Haktik Intergalaktik.




                Portada del disco del grupo asturiano Nuberu donde participa Miguel Angel Rojas

                                    Hoelderlin con Pablo Weeber (cuarto miembro sentado)






sábado, 9 de marzo de 2019

Nightlands A Final Image





Al igual que ocurriera con el punk la música industrial comenzó en los primeros ochenta a tener varias derivadas que progresivamente le alejaba tanto de su faceta más ruidista como de su agresión metálica, su sonido se ralentiza con tonos ambientales y medidos toques tribales y su imaginería se vuelve más estilizada. La recopilación Nightlands publicada en 1987 es un perfecto ejemplo de toda esta transformación, publicada en 1987 por Final Image, un sello dirigido por Ian Dobson editor de la revista Flowmotion y Andrew Hulme miembro de O Yuki Conjugate y responsable de las fotografías, concepto y diseño del álbum, un viaje synth-noir al brumoso Leeds de los ochenta con desvíos a epicentros de la electrónica inglesa como Sheffield o Manchester de la mano de John Avery, Biting Tongues o Muslimgauze, este último por cierto participó tres años antes en otra memorable recopilación con parecidos entornos, Film Noir American Style publicada por Ding Dong Records.

Este ambiente cinemático esta patente en gran parte de los participantes, Biting Tongues la formación del posterior miembro de 808 State Graham Massey fue responsable dos años antes de la banda sonora de la película Feverhouse y el ex miembro de Hula John Avery también lo hizo en el ámbito teatral. Sin embargo es Andrew Hulme el más implicado en el campo cinematográfico como apunta la anterior referencia de Final Image la cassette Beyond Entertainment que se presenta como complemento de un video o también en este formato Peripherical Vision que contiene los temas de Mute Calm y O Yuki Conjugate de Nightlands y que fue publicado por el sello Ikon de Factory Records. Hulme aún se implicaría más en el cine como editor y ya en estos dos últimos años en la dirección con dos películas como The Devil Outside o Snow in Paradise ambas exhibidas en el Festival de Cannes. Señalar por último que estas infiltaciones de la música industrial en el mundo de las bandas sonoras fueron igualmente seguidas con músicos como Graeme Ravell de SPK, el antiguo componente de Laughin Hands Paul Schütze, Brian Lustmord o Stephen Thrower de Coil.






Pump el duo de David Elliot (YHR Tapes) con el lp que grabaron a la vez que su tema en Nightlands

                                                           Paul Schütze y Andrew Hulme Fell





lunes, 18 de febrero de 2019

El tránsito etéreo de José Manuel de Yngunza



El pasado 29 de enero José Manuel de Yngunza atravesó las dos columnas de la eternidad, pese a su continua ilusión y ganas de conocimiento su cuerpo se paró tras 92 años y sus manos firmes dejaron de ejecutar una obra pictórica que no tiene ningún rastro mediático. Estamos ante un auténtico artista invisible de quien puedo hablar por ser el padre de mi pareja, al que le he tenido una profunda admiración desde el primer día que lo conocí en su casa de Sevilla. Allí pude vislumbrar sus cuadros que desde el principio vi con gran consonancia con los futuristas italianos tanto en forma como en sus implicaciones alquímicas o las sinestesias entre colores y composición musical, una cosmogonía cercana a Luigi Russolo o la sonakinotografía de Channa Hortwitz, de ambos José Manuel nunca tuvo conocimiento pues sus relaciones con representantes de las vanguardias históricas han sido practicamente inexistentes salvo algunos encuentros en Madrid con Ernesto Giménez Caballero, toda una paradoja para alguien que ha fallecido en La Puebla de Cazalla que cuenta con un museo de arte contemporáneo y que nació en una ciudad de tanta ebullición creativa como fue Tánger.

Siempre he tratado de imaginármelo con sus impecables trajes atravesando la zona internacional de Tánger, centro de espionaje y artistas reunidos en el Cafe París que luego frecuentaban las fiestas de Barbara Hutton que a buen seguro en algún momento habrían acudido a consultar el callejero que él confeccionó o pienso fascinado en su asistencia entusiasmada a un concierto de Yma Sumac en el Teatro Cervantes. También me impresionaron sus profusas crónicas acerca de sus avistamientos de la la otra orilla del estrecho, la Gibraltar de la II Guerra Mundial con los altísimos rayos de luz de verticalidad ascendente proyectados en la noche, un armagedón lumínico que parece proyectarse en algunas de sus obras.

Con esta semblanza pretendo alertar a que su obra no quede relegada al olvido, el haberse mantenido siempre al margen de estamentos culturales obedece en gran parte a una decisión personal y a una tradición hermética de sus iniciaciones esotéricas. Como ha ocurrido con otros artistas "outsiders" o heterodoxos su obra debería estar a resguardo de cualquier posibilidad de abandono.


















Las tres últimas ilustraciones corresponden a una obra musical inescrutable

José Manuel de Yngunza. La Puebla de Cazalla 2017

miércoles, 23 de enero de 2019

Luis Macías y Alfredo Costa Monteiro. Incluso el silencio es causa de tormenta.



El ruido del proyector es el horizonte de todo ruido en el cine, del mismo modo que el ruido interno del corazón y del resto de maquinaria corporal es el horizonte de nuestro oído.
                                                                                                                                       Michel Chion

Una reciente sesión de los ciclos de Xcèntric ha permitido mostrar el trabajo conjunto del cineasta Luis Macías y el sonido electroacústico de Alfredo Costa Monteiro, los filmes Spectral Landscape y No puedo ver el sexto sol. En el primero continua la senda de su anterior colaboración "Incluso el silencio es causa de tormenta" con una vibración enmarañada en una naturaleza variante y caótica generada por procesos químicos en contraste con el segundo mucho más estático con paisajes de soles y otros elementos del cosmos, intermitencias lumínicas y cromáticas paralelas al sonido óptico y al propio ruido de los proyectores de diapositivas. Unos fascinantes trabajos en que el sonido subvierte la realidad de imagen como ocurre en muchos trabajos del llamado cine expandido, añadiendo además la reinvención de los propios dispositivos filmicos.




                         Imágenes de Incluso el silencio es causa de tormenta dirigido por Luis Macías

                                                                                                                                      
Spectral Landscape I from LUIS MACÍAS on Vimeo.


Spectral Synthesis from LUIS MACÍAS on Vimeo.

sábado, 12 de enero de 2019

Bernard Szajner, la amplificación fotónica



Al acabar la anterior entrada ubicada en el mundo carcelario intentaba ilustrarla con alguna muestra musical acerca de ese ambiente y ha sido después de que leyera un próximo evento que protagonizará Bernard Szajner que he recordado su recreación de la vida cotidiana de un recluso condenado a muerte y su única conexión al mundo exterior a través de una radio, todo ello quedó plasmado en su lp de 1980 Some deaths take forever, un disco con más nervio que su anterior Visions of Dune que mostraba la influencia que una cierta literatura de ciencia ficción tenía en él, especialmente la novela Nova de Samuel Delany en la que uno de sus personajes utiliza la"sensory syrinx" para crear ilusiones ópticas y música", una creación que de alguna manera anticipa su invención del arpa láser y otros artefactos lumínicos que puso al servicio de nombres míticos de la música en Francia como Oliver Messiaen, Gong o Magma, de estos últimos tuvo a algunos de sus miembros como colaboradores al igual que hiciera Richard Pinhas, todos ellos partícipes sonoros de la bunkerización nuclear en la ciudad metálica.

Aparte de su atractivo, el arpa láser pretendía ser un instrumento que le alejara de aprender a tocar un teclado, sin embargo para el gran público lo que primaba era su espectacularidad neutralizando en gran medida los propios aspectos musicales, algo que desanimó a Szajner a seguir utilizando estos instrumentos que con tanta ilusión diseñó influido enormemente por los aparatos de ilusionismo fantasmagórico que el belga Etienne Gaspard Robertson efectuó en tiempos cercanos a la Revolución Francesa con representaciones en que también efectuaba efectos de sonido en vivo. Esta reorientación musical le llevó a trabajar con músicos ingleses como Howard Devoto de Magazine o Karel Beer (su primer editor a través de IRC) en The Hyphothetical Prophets. Posteriormente casi una total inactividad de 20 años  retomada no hace mucho con conciertos en que de nuevo sus instrumentos se perfilan como elementos de una instalación, artefactos antropomórficos que modulan y filtran. Una muestra de ello y de toda su trayectoria podrá verse durante la primera quincena del próximo febrero en la Galería Les Vivres de l'art en Burdeos paralelamente a otros conciertos como el del día dos con el sugerente unpop de Eli Gras.






                               Las recreaciones fantasmagóricas de Etienne Gaspard Robertson






sábado, 29 de diciembre de 2018

El arte irreductible, espejismos del art brut



Para mí la locura es supercordura, lo normal es psicótico. Normal significa falta de imaginación, falta de creatividad.
Jean Debuffet

Esta conocida frase de Jean Debuffet ha servido de presentación a muchas muestras de art brut que han tenido lugar después de que este acuñara el término después de seguir los pasos del psiquiatra y coleccionador alemán Hanz Prinzhorn quien en 1919 comenzó a coleccionar pinturas de enfermos psíquicos en la Universidad de Heidelberg. En España esta labor fue seguida por el catedrático de psiquiatría Ramón Sarró que le llevó a escribir el libro "De la teoría mitolologemática al homo ludens" y posteriormente por otro psiquiatra Joan Obiols uno de los impulsores del Club 49, algunos de cuyos miembros visitaron a la pintora mediumnica del Maresme Josefa Tolrá.

Gran parte de la colección de los antes citados más los fondos el mAB (museu d' art brut de Barcelona) se pueden ver en la exposición L'art irreductible, miratges de l'art brut en La Model Espai Memorial comisariada por Mery Cuesta. En este impresionante espacio de arquitectura panóptica se puede recorrer a través de las celdas pinturas llenas de una expresión apasionada y delirante, trascendiendo el conflicto entre lo normal y lo patológico.



                              Tres obras de Jaume Lores: Autorretrato, Europa bis y Plumilla


Oliver Bourgeois: Autorretrato-autobahn y God, Museu d' art brut (no incluídas en la exposición)

Francesc de Diego, Rechazo, impotencia y negocio, Museu d'art brut (no incluída en la exposición)



                                                Dos cuadros de la colección de Joan Obiols

                              Dibujo mural encontrada en una de las celdas de la carcel Modelo



La literatura de los misterios de la locura. Los dos primeros libros pertenecen a Juan Giné y Partagás

La presente exposición tiene otros antecedentes que han recopilado art brut efectuado en España como la que tuvo lugar en en la Galería Christian Berst de París en 2015.