domingo, 31 de marzo de 2019

Confluencias en el Paralelo





No hay dos sin tres, después de asistir a los conciertos de William Basinski y Drew Mcdowall del ciclo Música Dnit en el Caixaforum de Barcelona decidí no volver más debido a su nefasta ubicación en el vestíbulo de entrada, algo absurdo teniendo en cuenta que el centro cuenta con un adecuado auditorio, la razón supongo radica en la posibilidad de rentabilizar setecientas entradas en vez de la mitad que estarían cómodamente sentadas escuchando una música que requiere un ambiente relajado y silencioso en vez del tumulto. Aún así decidí acudir al concierto conjunto de Christian Fennesz y Suso Saiz, alertado por lo anterior no dudo en sentarme en una silla Barcelona Mies Van der Rohe en una esquina alejada del escenario y sin casi visión, al iniciarse el concierto me levanto ante el nefasto sonido que achaco a mi ubicación pero veo que pese a dirigirme hacia el centro este apenas mejora por lo que decido volver a mi flamante silla. El concierto todo hay que decirlo es sugestivo, ambos comparten una forma de hacer, sonidos de estática ambiental surgidos de sus guitarras que a veces colisionan con abruptos enfatizadores y sutiles dishármónicos surgidos del ordenador, un muzak perfecto para las paradojas de la modernidad.

Al volver del concierto y llegando a la confluencia de la Plaza España con el Paralelo pienso en esta avenida como origen en el título del primer disco de Fennesz Hotel Paral-lel publicado en en 1998 coincidiendo con su primera actuación barcelonesa en el Sónar y también del primer disco de Pascal Comelade, un álbum con brillante minimalismo electrónico que sin embargo parece tenerle poco apego su autor y que fue editado en 1980. Por esa misma época en la misma calle que está el Hotel Paral-lel (Poeta Cabanyes) dos intrépidos como Mike Ibañez y Mario Ruiz comenzaban sus primeros experimentos sonoros luego individualizados como Dial o 32 Guajar's Faragüit cuyo "surollsec" precede en cierta medida el disco del músico austríaco y parte de las primeras producciones de Mego.



Fennesz, Traxdata. Hotel Paral-lel (Mego 1998)


Pascal Comelade, Mouvement decomposé d'un coup de marteu. Paralelo (Parasite1980)


32 Guajar's Faragüit, Rutinas de ajuste. Programarrax (EGK 1988)

miércoles, 20 de marzo de 2019

El pop tremebundo de Shelly y Nueva Generación



Creo que como a muchos, la primera vez que tuve conocimiento de la existencia de Shelly y Nueva Generación fue su inclusión en la disparatada película de Ivan Zulueta Un, dos, tres al escondite inglés. Transcurrido un tiempo mi curiosidad por ellos aumentó al descubrir la portada del single de 1968 Mr. Train, Hurry Up/ I'm a poor girl, un tremebundo collage con los propios miembros del grupo madrileño que tenía a la venezolana Maria Concepción Gutierrez Lobo como aguerrida cantante arropada por Luis Fornés, Miguel Angel Rojas y Pablo Weeber, esta sería la formación mas estable en su corta trayectoria que dejó dos singles más, el cotizadísimo La Mujer Diablo con unos delirantes arreglos de Pepe Nieto entre el medievalismo y la santería y por último la contagiosa Vestido Azul cuya puesta en directo en el programa Telerritmo es un asombroso único plano secuencia a través de un decorado completamente vacío, todo ello unido a la coreografía y disposición del grupo le hace auténticamente único.

Tras una gira por México y Estados Unidos se disolvieron aunque las trayectorias de sus miembros son dignas de rastrearse: la vertiente soul fue heredara por los teclados de Luis Fornés en Conexion y sus arreglos "groovymentalistas" pueden apreciarse en su incursión en el Lp Zodíaco del profesor Ivan Trilha, su amplísima labor como músico de estudio nos lleva hasta territorios tan insospechados como el disco de Clónicos Figuras Españolas donde comparte créditos con los entonces miembros de Macromassa Victor Nubla, Juan Creck, Anton Ignorant o Justo Bagüeste entre otros; la línea más psicodélica lindando con el rock progresivo la compartirían Miguel Angel Rojas y Pablo Weeber en grupo madrileño Franklin cuyo único registro el lp de 1974 Life Circle permaneció inédito durante mucho tiempo, una adversidad que les llevó a probar fortuna por tierras alemanas donde finalmente Pablo Weeber recalaría en las filas del grupo de Wuppertal Hoelderlin, teniendo su guitarra e incluso su voz parte destacadísima en los discos Rare Birds de 1977 o el directo Traumstadt del año siguiente, a él se le debe la autoría de temas con títulos tan significativos como Necronomicon o Haktik Intergalaktik.




                Portada del disco del grupo asturiano Nuberu donde participa Miguel Angel Rojas

                                    Hoelderlin con Pablo Weeber (cuarto miembro sentado)






sábado, 9 de marzo de 2019

Nightlands A Final Image





Al igual que ocurriera con el punk la música industrial comenzó en los primeros ochenta a tener varias derivadas que progresivamente le alejaba tanto de su faceta más ruidista como de su agresión metálica, su sonido se ralentiza con tonos ambientales y medidos toques tribales y su imaginería se vuelve más estilizada. La recopilación Nightlands publicada en 1987 es un perfecto ejemplo de toda esta transformación, publicada en 1987 por Final Image, un sello dirigido por Ian Dobson editor de la revista Flowmotion y Andrew Hulme miembro de O Yuki Conjugate y responsable de las fotografías, concepto y diseño del álbum, un viaje synth-noir al brumoso Leeds de los ochenta con desvíos a epicentros de la electrónica inglesa como Sheffield o Manchester de la mano de John Avery, Biting Tongues o Muslimgauze, este último por cierto participó tres años antes en otra memorable recopilación con parecidos entornos, Film Noir American Style publicada por Ding Dong Records.

Este ambiente cinemático esta patente en gran parte de los participantes, Biting Tongues la formación del posterior miembro de 808 State Graham Massey fue responsable dos años antes de la banda sonora de la película Feverhouse y el ex miembro de Hula John Avery también lo hizo en el ámbito teatral. Sin embargo es Andrew Hulme el más implicado en el campo cinematográfico como apunta la anterior referencia de Final Image la cassette Beyond Entertainment que se presenta como complemento de un video o también en este formato Peripherical Vision que contiene los temas de Mute Calm y O Yuki Conjugate de Nightlands y que fue publicado por el sello Ikon de Factory Records. Hulme aún se implicaría más en el cine como editor y ya en estos dos últimos años en la dirección con dos películas como The Devil Outside o Snow in Paradise ambas exhibidas en el Festival de Cannes. Señalar por último que estas infiltaciones de la música industrial en el mundo de las bandas sonoras fueron igualmente seguidas con músicos como Graeme Ravell de SPK, el antiguo componente de Laughin Hands Paul Schütze, Brian Lustmord o Stephen Thrower de Coil.






Pump el duo de David Elliot (YHR Tapes) con el lp que grabaron a la vez que su tema en Nightlands

                                                           Paul Schütze y Andrew Hulme Fell