lunes, 23 de diciembre de 2019

El ojo eléctrico, los lugares ignotos del art brut



Hasta el día 5 de Enero todos los que residan o pasen por Madrid tienen oportunidad de ver en La Casa Encendida la exposición El Ojo Eléctrico, una selección de la colección Treger/Saint Sylvestre en el Centro de Arte Oliva (Sâo Joâo de Madeira) compuesta por 1700 obras e 350 artistas pertenecientes a diferentes formas de arte divergente comúnmente llamado art brut y que constituye una de las más importantes de Europa en su género. El interés por este tipo de manifestaciones ha ido creciendo desde que los surrealistas descubrieron estos artistas aislados de posiciones teóricas y estilísticas, muchos de los cuales permanecían en hospitales psiquiátricos como el de Saint Anne en París donde en 1945 realizaron una exposición que fue seguida cinco años después por los propios pacientes.

El recorrido por la exposición permite ver obras entre otros de Friedrich Schröeder Sonnenstern, Fleury Joseph Crépin, Madge Gill, Martín Ramirez o Adolf Wölfli, todos ellos estuvieron expuestos a principios de los noventa en la excelente Visiones Paralelas en el Museo Reina Sofía. Entonces y ahora nos aparecen rostros burlones, rellenos ornamentales de mandalas concéntricos o túneles atravesados en estado de sonambulismo, en otras ocasiones fuerzas invisibles parecen dictar una cartografía cuyo trance mediumnico nos deja desconcertados.

Aprovechando la ocasión La Casa Encendida ha decidido homenajear a Adolf Wölfli (quien había imaginado Madrid en uno de sus escritos) a través de una selección musical de Andrés Noarbe en que figura el disco conjunto que Graeme Revell, Nurse With Wound y Déficit Des Années Antérieures realizaron basado en las anotaciones musicales de los cuadros del artista suizo, publicado en el sello Musique Brut en 1986, uno de los primeros discos que te podías encontrar en Rotor fundado ese mismo año. Otras interpretaciones de su obra las encontramos en Baudouin de Jaer o el disco de Terry Riley Atlantis Nath en su pieza final. También coincidiendo con la exposición el investigador de lo paranormal Aldo Linares nos ofrece como Parapsiradio tres programas radiofónicos con delicias auténticas de pop magick y música ceremonial presentadas con radiante devoción. Ambas sesiones son altamente recomendables y las podéis escuchar pulsando aquí.

 Obra de Adolf Wölfli presente en la exposición al igual que la que abre la que encabeza la entrada

    Obra del artista uruguayo Alexandro García

Friedrich Schröeder Sonnenstern, Uebensgespenter Wappen (Escudo de armas Uebebsgespenter)

                                                      Jean Perdrizet Robot Cosmonaute

                                                                       Obra de Dinis Santos

                                               Secuencias numéricas de John Urho Kemp

Graeme Revell, Nurse with Wound y Déficit Des Années Antérieures -
Necropolis, Amphibians&Reptiles

Baudouin De Jaer/Adolf Wölfli
Analysis of the Musical Cryptograms. Sub Rosa 2011



Myrninerest- "Jhonn", Uttered Babylon. Portada de Jhonn Balance sobre una pintura de Madge Gill

martes, 10 de diciembre de 2019

Lintang Raditya y Andreas Siagian, el háztelo tu mismo electrónico de Indonesia




Cuando meses atrás estuve rastreando la trayectoria del músico norteamericano Matt Shoemaker en la isla de Java quedé sorprendido por la gran proliferación de autoconstructores de artilugios de creación electrónica que habían por toda Indonesia; esta curiosidad me llevó a Synthesia.id, un blog básico para contemplar toda esta riqueza creativa que es llevado por Lintang Raditya uno de los protagonistas más destacados de esta escena cuya decisión de construir el mismo sus aparatos vino dada por los altos precios que había que pagar por la compra de sintetizadores, muchos de los cuales además no cumplía sus expectativas, aparte de eludir del software y la utilización del teclado. Su residencia en la ciudad de Jogja le ha hecho colaborar con el colectivo Jogja Noise Bombers así como compartir conocimiento en diferentes talleres y encuentros incluidos ejecutantes de gamelan. En la creación de sus instrumentos interviene una percepción tanto proveniente de la teoría del caos como de la inestabilidad eléctrica de Indonesia.

Andreas Siagian es seguramente el otro gran constructor de instrumentos a diferencia de Lintang que viene del mundo del teatro este lo hace desde sus estudios de ingeniería y de su relación con otras disciplinas artísticas como instalaciones como las que desarrolla con el colectivo Lifepatch en que la priorizan relación de arte y ciencia con tecnología asequible combatiendo su consumismo, como se pudo ver en su participación titulada Conveniencely yours en el Medialab Prado de Madrid en 2016. Tanto Siagian como Raditya han compartido puestas en directo en lugares selváticos o urbanos como se puede ver en las dos fotos que encabezan esta entrada, curiosamente apenas tienen trabajos editados. Herederos de las genialidades de los norteamericanos Stanley Lunetta y Reed Ghazala, ambos fabrican unos atractivos ensamblajes electrónicos en que la retroalimentación analógica les lleva a experimentar sonoridades caóticas y atonales con resultados impredecibles.




   Lyntang Radditya y algunos de sus aparatos entre los que destaca el Javanese Modular (arriba)


        Imágen de Andreas Siagain y una de sus instalaciones Naraleska en el Mal Au Pixel de París


 Cajas y galvanoplastia de espejos presentados en Medialab Prado de Madrid