domingo, 22 de diciembre de 2013

JOE BANKS Rorschach Audio



En 1999 la Parasychic Acustic Research Cooperative publicó el CD The Ghost Orchid An Introduction to Electronic Voice Phenomena, una recopilación de grabaciones de estas "anormalidades"sonoras entre cuyos textos que acompañan la edición nos encontramos uno de Joe Banks (Disinformation) titulado Rorschach Audio y que ha vuelto a utilizar esta vez en un libro publicado el pasado año con el subtítulo de Art&Illusion for Sound. Estas grabaciones efectuadas por radios, micrófonos y grabadoras transmiten, según uno lo perciba, un mundo tanto psicoacústico como fantasmal, algo que alguien ha bautizado muy acertadamente como radio mortis.

Este tipo de manifestaciones ya lo intuían Edison o Marconi y a finales del siglo XIX nos encontramos con muchos experimentos de transmisión de consciencia humana tras la muerte, los radiómetros de William Crookes podían ser un ejemplo más entre este espacio de techgnosis a través del éter, los rayos X y la vibraciones visibles e invisibles. Este tipo de búsqueda adquiere un protagonismo especial en la segunda guerra mundial en una "pynchoniana" ether war que practicaba el BBC Monitoring Service, donde en la onda corta colisionan extraños mensajes cifrados que parecen provenir de un mundo ultraterreno, como refleja magistralmente el film Orphée de Jean Cocteau.

Lógicamente el libro se detiene en Friedrich Jürgenson quien accidentalmente grabó este tipo de grabaciones postmortem que fueron catalogadas como Electronic Voice Phenomena y Konstantine Raudive quien incluso editó el disco Breakthrough con las voces de personajes como Winston Churchill, Vladimir Mayakovsky o José Ortega y Gaset a quien Raudive había conocido en Salamanca durante su estancia en la Segunda República, como también posteriormente a Germán de Argumosa, auténtico explorador y divulgador metapsíquico que popularizó en este pais estas grabaciones como psicofonías junto a otros investigadores de fenómenos fronterizos.

                                                    William Crookes. Maltese Cross Tube

                                                                  Friedrich Jürgenson

                                                Imágenes extraídas de E.V.P. Experimenten




Disinformation, video para la instalación The Analysis of Beauty, percepción visual tridimensional e ilusión auditiva.

jueves, 5 de diciembre de 2013

MARIE ET LES GARÇONS Attitudes



París al final del verano de 1979, en la zona de Les Halles se encuentran dos de las tiendas más destacadas donde encontrar discos de punk y new wave como eran Open Market y Harry Cover, tanto de importación como de la esfervercente escena francesa, es en una de ellas (no recuerda cúal exactamente) que decido comprar el segundo single de Marie et les Garçons a los que había descubierto en una foto del especial que Popular 1 realizó del primer festival punk europeo que se celebró en Mont de Marsan, en ella descubrí que tenían una chica como batería, igual que en mi grupo, además de una imagen alejada de la ortodoxia punk que queda también patente en la portada del single con un sugerente dibujo de una piscina.

Marie et les Garçons sin embargo no eran de París sino de Lyon, donde habían comenzado tres años antes practicando un sonido muy deudor de rock americano post-Velvet del que incluso hacían varias versiones. La relación con esta escena se acentuó cuando Michel Esteban, propietario de la tienda Harry Cover y residente ocasional en New York, convenció a John Cale para que produciera allí su segundo single Attitudes donde además inserta su piano y marimba. El disco sería editado por el sello Spy Records en su edición francesa y Ze Records para USA en lo que iba a ser casi su primera referencia de un sello que tendría curiosamente una evolución similar al grupo que le llevó a la fusión de punk, new wave y disco o como sus responsables llamaban mutant disco. Es significativo que dos de los sellos más representativos de esa época como fueron Ze Records en New York y Rough Trade en Londres, eligieran a dos grupos de la escena francesa para abrir su trayectoria, en el caso de estos últimos con Metal Urbain.

Recientemente Marie et les Garçons se reunieron para un concierto en el Instituto de Arte Contemporáneo de Lyon auspiciado por el cineasta experimental Georges Rey que anteriormente los había filmado en un corto, no se pudo contar con Marie Girard que había fallecido en 1996.

Podéis encontrar al final Attitudes en la versión del disco y en una espléndida toma en directo en el Théatre Mouffetard de París en 1977.




                Marie et les Garçons en directo en el festival punk de Mont de Marsan. Foto Popular 1 Attitudes - Marie Et Les Garçons by Kid Loco on Grooveshark Attitudes by Marie Et Les Garçons on Grooveshark

viernes, 22 de noviembre de 2013

RAMON GOMEZ DE LA SERNA Greguerías onduladas


Una de las referencias al origen del título del programa Los Silencios de la Radio que realizaba en Radio PICA habría que buscarlas en el film Orfeo de Jean Cocteau, en la que Maria Casares se ponía en contacto con el poeta Orphée en un mundo etéreo a través de señales crípticas de la onda corta, semejantes ambientes habían sido precedidos por Ramón Gómez de la Serna hacia 1925 en que el escritor madrileño estaba fascinado por este tipo de sonidos que iba coleccionando, pensando agruparlos, nada menos que en dos tomos, como "El silencio radiado" entre cuyos versos encontramos:

...muelles trampolines para el verbo
frases de tenuidad de los fantasmas,
líneas de lápiz en papel de éter,
aros sonoros que empujan las batutas...

Gómez de la Serna percibió enseguida las posibilidades de un medio como la radio y como su palabra se podría electrizar a través de las ondas a las que dedicó una serie de greguerías que fueron emitidas por primera vez en los estudios de Unión Radio Madrid en 1925 y posteriormente en la revista Ondas. Desde entonces han permanecido inéditas hasta que este año la Editorial Renacimiento de Sevilla ha decidido reeditarlas con bajo la edición de Nigel Dennis, en cuya brillante introducción podemos encontrar estas líneas:

"Los escritos de Ramón sobre la radio nos transportan a un mundo -ya desaparecido, desde luego- en que la comunicación radiofónica era una auténtica novedad. Se trataba además, de un mundo más bien complicado, lleno de constantes desafíos técnicos para el aficionado que, por lo visto, no tenía más remedio que aprender a manejar condensadores, transformadores, bobinas, válvulas, reóstatos, galenas, conectadores, auriculares, altavoces y otros aparatos por el estilo, simplemente para oír bien la voz del "speaker". A pesar de la disponibilidad de este tipo de orientación técnica, el radioyente de los años veinte tenía forzosamente que hacer frente a los caprichos y arbitrariedades del mundo del sinhilismo a medida que iba perfilándose: silencios inexplicables, ecos inesperados, interferencias exasperantes, distorsiones de sonido, fenómenos misteriosos de varia índole."

A continuación nueve grueguerías ondulatorias:

En el futuro se emitirán ondas de buen sueño. Es decir, que estando dormidos recibmos pautas de ilusión, verdaderas guias eléctricas para la videncia nerviosa.

El piano de las ondas es como un piano submarino, el piano que teclea en una habitación llena de agua.

Me he asomado muchas veces a la mirilla de las emisoras y confieso que no se ve nada; noche absoluta; camino sin faroles; sombra llena de oídos.

A los conciertos públicos de la Radio ha habido algunos que han ido provistos de auriculares y otros que no querían creer que allí había músicos, sino que creían que todo era un "micronofismo", que es como quien dice un espejismo del oído.

Nos acordamos, al pensar en la inmensa estrella de los radioyentes que atienden al mismo tiempo al programa, de aquellos escuchadores del fonógrafo con gomas que empalmadas al mismo aparato, con vuelta de él, se miraban como extraños y como parientes, con el parentesco de oír al mismo tiempo el mismo misterio.

Si la metampsicosis fuese verdadera, los radioyentes se convertirían en pájaros y se pondrían a oír con las antenas.

Los esquemas de los aparatos de construir son como planos para las casas de las ondas y esos muelles lineales que a veces los interrumpen, parecen indicar el sitio de los divanes.

Los cipreses son las antenas del reino vegetal.

Hay mucha música de Radio que viene de la gruta desconocida.



                  Ramón Gómez de la Serna haciendo crónicas radiofónicas desde su propia casa


                                        Estudio y antenas exteriores de Unión Radio Madrid





miércoles, 13 de noviembre de 2013

MUNT - Diego Bustamante


Tras empezar a mostrar el disco de Xeerox editado por Anòmia, me he encontrado con la gente elogiando la presentación gráfica realizada por Diego Bustamante quien ha captado perfectamente el entorno visual del grupo. Al conocerlo he descubierto Munt, un proyecto junto a Ariadna Serrahima y Marc Torrent que alberga una editora de trabajos sonoros que han dado vida en un entrañable espacio como es L'Automàtica, una vieja imprenta en la que destaca nada más llegar dos imponentes impresoras Minervas Heidelberg; en ese espacio tuvieron lugar dos acciones de Evol y Tetsuya Umeda que luego han sido editadas en cassette.

La siguiente referencia del sello será el concierto que ofreció allí Penny Rimbaud, ex-mienbro de Crass, a finales de 2012 acompañado por varios músicos locales. Simultaneamente Gee Vaucher,  quien fué creadora de los trabajos gráficos del grupo, ha hecho una donación de algunas de sus composiciones (ver aquí) para recaudar un fondo destinado a mejorar las instalaciones de la imprenta , nadie como ellos saben que una imprenta es basicamente comunicación, que en el caso de Munt viene aderezada con atractivos juegos de estampación y troquelados además de munt-zine una publicación de experimentación sonora y gráfica.



                     Procesos de impresión en L'Automàtica fotografiados por Diego Bustamante


                       Interior de la cassette de Tetsuya Umeda precedida por la de Evol

                                                    Una muestra del munt zine
   
                        Portada para Arnau Sala 11-11-11, once cubiertas, once vinilos, once loops.

                                         Penny Rimbaud en L'Automàtica (Diciembre 2012)


Penny Rimbaud - MUNT from Munt on Vimeo.

domingo, 27 de octubre de 2013

Recordando a Juan Andrés


Dios ha decidido que lo inexplicado de su creación serían esas dos cosas: la muerte y la homosexualidad.
Marguerite Duras

Han pasado tres semanas del brutal linchamiento a Juan Andrés Benítez por los mossos d'esquadra que le provocaron su muerte en la calle Aurora de El Raval y todo su entorno seguimos consternados con dolor y estupefacción ante tan grave hecho. Alertado por unas imágenes que vió mi pareja en televisión, al día siguiente acudí a las tiendas donde una vecina anciana, que estaba preocupada por el paradero de su perro Pepe, me confirmó que el fallecido era él, mientras tanto nadie de su familia había recibido ninguna comunicación de los mossos, práctica que luego hemos sabido es habitual en ellos en una multitud de casos.

El homicidio de Juan Andrés ha sido precedido por otras reveladoras actuaciones de la policía autonómica en el Raval, como la interrupción de un acto de la comunidad LGBT donde pidieron la identificación a los asistentes y otro en la calle Robadors donde dieron una brutal paliza a un músico que simplemente pidió explicaciones a su entrada, atropellos a la ciudadanía que parecen sacadas de los tiempos de las redadas de la ley de vagos y maleantes. Lamentablemente estos hechos gozaron de total impunidad y es horroroso pensar que algunos pudieran estar entre los ocho policías que intervinieron en la muerte de Juan Andrés, como se han podido ver en las terribles imágenes que tanto impacto han causado en la opinión pública, pero que por lo visto no son suficientes para destituir a su director gracias al apoyo de ERC, un peligroso signo de una Catalunya cada vez represiva en el orden público que unido a lo regresivo en áreas sociales o de cultura da un panorama preocupante. Tampoco al alcalde le parece un hecho para intervenir, allá él, solo advertirle que la marca "gay friendly" de Barcelona puede quedar internacionalmente pulverizada por lo acontecido y lejos van a quedar los días que gente como Jean Genet o Marc Almond quedaron cautivados por Barcelona, llegando incluso a vivir en ella precisamente en El Raval, bueno entonces Barrio Chino.

Me gustaría añadir algo más sobre la gran inquietud y sensibilidad que me mostró Juan Andrés en conversaciones sobre algunos de sus grupos favoritos como Cabaret Voltaire o Scritti Politti, su intención de volver a hacer de d.j., algo que hizo dos veces hace dos años, también a través de recuerdos de mi pareja que menciona emocionada su adolescencia en Sevilla cuando escenificban juntos en su casa momentos de Macbeth  grabándolos en una cassette o poniéndose luego a dibujar a su admirado David Bowie. En los años ochenta se encargaría de locales nuevaoleros como el Lamentable o La Goleta que amenizaron noches sevillanas que pronto se le quedaron pequeñas y cambió por el Londres de los primeros noventa trabajando como dependiente en una tienda de Virgin Records y donde conoció a Ernie Mason posiblemente su pareja más querida que el vih le arrebató. El ambiente creativo, multicultural y lúdico es motivó la elección de el Raval como residencia en Barcelona en el 2002.

Las emociones contenidas de estas semanas, el círculo policial, la dispar información o no-información mediática y las dramáticas imágenes parecía estar sacado del más agitado cine alemán de los años setenta especialente de Fassbinder, pero esas historias  uno nunca piensa que vaya a vivirlas, cuesta de creer que vayas en el metro y veas su foto en la portada de un periódico; quién iba a decirle a Juan Andrés que iba a ocupar tantas páginas y que la calle Consell de Cent se iba a quedar cortada a su paso por sus tiendas ante el multitudinario homenaje que le rindieron, él que tan celosamente guardaba su pequeña reseña en el Time Out londinense.

Esperando que se haga justicia, su memoria siempre pervivirá entre nosotros.

                     


     Juan Andrés Benitez en los primeros ochenta en Sevilla y varios de sus dibujos de esa época



           Happy London days. Juan Andrés junto a Ernie Mason y dos dibujos de este último.


Recogimiento en su casa y un cuadro que ocupa un lugar destacado, El Angel Inacabado de Cheity Chinook.

   Tears Run Rings by Marc Almond on Grooveshark All Tomorrows Parties by The Velvet Underground on Grooveshark
Canciones que no podían faltar

martes, 8 de octubre de 2013

Ángeles Santos y...demonios


Pocos días después de rastrear en un viaje a la pintora Delhy Tejero me entero del fallecimiento de Ángeles Santos, la última representante viva de esa generación de mujeres que como Maruja Mallo o Remedios Varó, cuyos ojos visionarios y debilidad por la pérdida de gravedad les llevó inevitablemente a la órbita surrealista, al menos en sus momentos más brillantes.

Nacida en Port Bou en 1911, la condición de hija de un funcionario de aduanas le lleva a instalarse en su juventud en Valladolid donde comienza a pintar, siendo a los 17 años que completa Un Mundo, uno de los cuadros más sorprendentes del arte español del pasado siglo que nada más darse a conocer en el Salón de Otoño de Madrid originó un gran peregrinaje de artistas hacia su domicilio familiar para conocer semejante gran artefacto (320x340 cm) y qué según ella había pintado para mandar a Marte. En la parte inferior del lienzo de manera destacada vemos a unos seres un tanto alienígenas tocando instrumentos y alrededor toda las cosmología de la autora, como por ejemplo los trenes de la estación de Portbou, cuya estación internacional se construyó el mismo año que el cuadro.

Ángeles entra en un período de máxima inspiración, pinta obsesivamente entre lecturas de poesía y toca el piano, como consecuencia pocos meses después de Un Mundo llegaría Tertulia en un estilo muy cercano a Balthus. El ambiente que le rodea sin embargo le oprime hasta tal punto que escribe a Ramón Gomez de la Serna, con quien se relacionó más abiertamente, lo siguiente: "Esta tarde me marcho a un largo paseo, me bañaré en un río con los vestidos puestos, ¡qué contenta estoy de dejar este baño civilizado en bañeras blancas! y después me iré al campo, huyendo de que me quieran convertir en un animal casero. Lamentablemente el padre decide internarla en un sanatorio mental a cuya salida le siguió un período de inactividad y después de su matrimonio un desvío de su pintura hacia un mayor formalismo.

Ha muerto a los 101 años mientras dormía, pero su espíritu pervive en la Sala 207 del Museo Reina Sofía.

                                                                     Tertulia
                                   Construcción de la estación internacional de Portbou. 1929



viernes, 27 de septiembre de 2013

FAUST Picnic On A Frozen River




Faust tocando en Barcelona. Siempre ver en directo a un grupo que te ha marcado hace muchos años supone un riesgo en cuanto su oferta desvirtue claramente la imagen que tenías de el entonces, todo esto en el caso de Faust aumenta de manera considerable pues en los setenta circulaba escasa información del grupo, pocas fotografías y escasísimos directos.Todo esto cambió tras su reunión en 1992, el descubrimiento del rock alemán de los años setenta por nuevas bandas de alguna manera animó al núcleo Péron, Irmler, Diermeier a una nueva reunión altamente productiva que de alguna manera reparó su hermetismo anterior, por lo cual uno ya poco puede añadir salvo algún apunte personal.

Poco después de adquirir la reedición de su disco So Far por Recommmended Records en 1979 decidí colgar en mi habitación una de las ilustraciones incluidas en su interior, se trataba de la de Picnic on a frozen river y en poco tiempo fue curioso como varios amigos y conocidos habían hecho lo mismo hasta tal punto que alguien me dijo que parecíamos una secta. El dibujo estaba hecho por Edda Köchl pareja de Wim Wenders en 1972 cuando se editó el disco, el mismo año en que aparecía en una de sus películas El miedo del portero ante el lanzamiento del penalti. Es significativo que pese a que es Can el grupo que más se relaciona con el medio cinematográfico, los miembros de Faust en su granja de Wümme recibieron las visitas y colaboraciones de músicos que también hacían cine como Tony Conrad o Dieter Meier aparte del cineasta Andy Hertel que diseñó la portada de su primer disco.

Picnic on a frozen river sería versioneada en 1978 por Doo Doettes la formación de San Francisco que lideraba Tom Recchion y otros activistas de LAFMS, colectivo muy cercano a Steven Hitchcock, otro miembro de la "secta" como muestra una de las fotos inferiores.



                                          Ilustraciones de Edda Köchl para el disco So Far

            Faust 1973, Uli Trepte, Zappie Diermeier, Joachim Irmler, Peter Blegvad, Günter  Wusthof

                                                El aislamiento y satisfacción de Wümme


Collage de Steven Hitchcock para el libro Sans Titre/Die 80er jahre y la versión de Doo Doettes

Picnic On A Frozen River by DOO DOETTES on Grooveshark

lunes, 16 de septiembre de 2013

JULIAN ROFFMAN The Mask 3-D Sequences


Realizado en 1961, este film canadiense es a menudo revisado especialmente por sus impactantes escenas filmadas en 3D, para las que su realizador Julian Roffman llamó para su banda sonora al compositor Louis Applebaum, quien empleó unas manipulaciones electrónicas con toques de música concreta diseñadas por el compositor Myron Shaeffer a través en gran medida de un instrumento como era el hamograph que te permitía cambios de tono, velocidad y un pequeño multi-track. Los impactantes sonidos fueron difundidos en la publicidad del film como "Electro Magic Sounds" y pese a que el cine empezó a recurrir a esta tipología sónica en escenas de pesadillas o ciencia ficción,  quizá solo el precedente de Louis y Bebe Barron para Forbidden Planet alcanzan semejantes resultados.


El otro gran responsable de estas secuencias es SlavkoVorkapich, un serbio que llegó a los Estados Unidos en los años veinte realizando cortos de cine experimental como The Life and Death of 9413 o Hollywood Extra que le permitirían demostrar una gran destreza con efectos ópticos por lo que fue llamado para diferentes filmes como el que nos ocupa, donde su labor no obstante fue reducida de la idea original. Tras esta etapa volvería a Belgrado para enseñar cine y murió en Mijas en 1976.

Curiosamente el film adquiere una gran simbología, cuando la voz en off repite al psiquiatra Put the mask now! está también ordenando a la la audiencia de la sala que se ponga las gafas para ver una escenas en que predomina un gran juego gestual, de manos elevadas en acciones clarividentes y regeneradoras con la máscara como transfiguración.









The mask by LOUIS APPLEBAUM on Grooveshark