jueves, 24 de noviembre de 2011

EL HIERRO













Más de cuatro meses llevan de máxima inquietud los habitantes de el Hierro, soportando como pueden evacuaciones, la visión de peces muertos, olor a azufre y todo ante la disparidad de criterios y predicciones de los especialistas. Por si fuera poco en internet se han ido generando todo tipo de especulaciones a partir del robo selectivo de aparatos de medición sísmica en el volcán de Cumbre Vieja en la Isla de La Palma, donde caso de una futura erupción, según los más alarmistas (incluídos National Geographic), se producirían mega tsunamis, estas tesis las oí por primera vez justo vieniendo de El Hierro en una inesperada cena que compartí con varios damnificados de un vuelo suspendido en el aeropuerto de Tenerife; el azar me hizo compartir mesa con un astrofísico que venía del observatorio astronómico de La Palma y una pareja que recientemente habían estado en una cumbre de ufología en Estados Unidos, ni que decir tiene que la conversación fué derivando a temas inauditos de hermetismo científico y milenarismo.

Sin embargo no veamos sólo El Hierro como un "World Warning Indicator", la isla está llena de encantos. La impresión imborrable que tuve al salir del túnel de Los Roquillos y ver todos los colores negros y ocres casi fosforescentes del Valle de El Golfo, belleza fruto de una gradiosa catástrofe geológica que convive con los vientos alisios que han moldeado maravillas como el bosque de Las Sabinas o que originan fenómenos como la lluvia horizontal.

Desde aquí mi más profunda solidaridad con la gente de la isla, en especial con el personal del Pozo de la Salud, donde tan a gusto me sentí.

jueves, 17 de noviembre de 2011

BERNARDO CORDELLAT




Hace ahora casi dos años que de pronto me dió por ver que encontraba en la red acerca de Bernardo Cordellat el fundador de grupos como Juguetes de Precisión o Extrema Cordialidad Homicida, de repente me quedé paralizado al ver en una las poquísimas entradas que acababa de fallecer. Conocí a Bernardo en 1980 durante mi "secuestro militar" en Valencia y tuve el privilegio de asistir a sus ensayos y a alguna actuación como una imborrable en su propio pueblo Picassent en que se mezclaba el ambiente de fiestas del pueblo con varios punks procedentes de la capital y todo ello ambientado por el Radioactivity de Kraftwerk que precedía a la actuación.

El carácter de Bernardo que pasaba facilmente de lo exultante al decaimiento se plasma inequivocamente a sus canciones de Juguetes de Precisión, que sin embargo en muchas ocasiones alcanzaban una gran riqueza melódica que los empararentaban con gente como Magazine. Una de las pocas formaciones "after punk" destacables que supieron estar en el momento justo pero acaso no en el lugar adecuado, uno de los motivos del gran olvido que se ha tenido a ellos.

Bernardo Cordellat seguiría a mitad de los ochenta con Extrema Cordialidad Homicida de nuevo con Andrés Carretero y otros músicos, esta vez si dejaron su legado al menos en forma de cassette y yá al final de la década recibí de él una cinta inédita titulada "Una tarde cualquiera de uno de los camareros del Paracuellos Bar" con solo piano y voz ocasional. Y en medio de todo esto dos libros llenos de gemidos y evanescencia: "Libro Hermético" y "Normas (Y) un ramillete de Esquelas".

Intento con esta primera entrega de Ojos de Músico Extraviado (Cirlot me ha vuelto a guiar de nuevo) a reparar su olvido y en el futuro el de otros.




                                                 Extrema Cordialidad Homicida