sábado, 22 de noviembre de 2014

Santiago Ramón y Cajal, Dibujos y Microgafías Neuronales



No es este el espacio para detallar la inmensa obra de este precursor de las neurociencias contemporáneas, a través de sus descubrimientos de la conectividad de las células nerviosas o en los campos de la histología o anatomía patológica, sí me gustaría mostrar una selección de dibujos ante los cuales se quedaban estufefactos gran cantidad de asistentes a sus conferencias por toda Europa,  en esos momentos ignoraban que la primera pasión de Cajal fue la pintura y  como pretendía conocer a fondo el cuerpo humano estudió anatomía con su padre, quien le daba clases con huesos desenterrados, unos quehaceres científicos ciertamente macabros. Posteriormente, para como el decía "arrancar los secretos de la naturaleza", adquirió una instrumentación mínima de microscopios y microtomos bastante más sencilla que la de muchos colegas suyos en el extranjero, con todo ello podemos observar una expansión de rizomas protoplasmáticos y terminales nerviosas de sustancia gris realmente fascinantes.

Significar también el lado heterodoxo de Cajal que comenzó con la creación de un gabinete de hipnotismo en los tiempos que residía en Valencia, en la Guerra Civil tras su muerte se perdieron muchos escritos sobre este campo así como de metapsíquica, percepción extrasensorial, recopilación de sueños para un libro inédito, así como fotografías de carácter erótico. La fotografía era otra de sus pasiones habiendo investigado técnicas tridimensionales que el denominaba estereóscopicas y también de cromatismo.

La captación del mundo sonoro, tan vigente a finales del siglo XIX, también le cautivó hasta tal punto de idear la grabación de ondas sonoras en sentido plano, trazado sobre un disco metálico o de cristal, cubierto de cera y con una raya concéntrica, intentando mejorar el timbre de voz y amplificación de los artilugios que en esos momentos se podían encontrar, el proyecto no se pudo materializar y fue en un viaje a Estados Unidos cuando el propio Cajal se quedó sorprendido al ver las similitudes del gramófono inventado por Edison. Destacar que Rafael Lorente de No, otro aragonés alumno suyo y posterior colaborador en el Laboratorio de Investigaciones Biológicas, mantuvo un gran interés en los sistemas acústicos siendo su obra de 1922, La corteza cerebral acústica del ratón, un libro clave de referencia.

La música originada en ondas cerebrales merece un capítulo aparte, como ejemplo para ilustrar esta entrada he elegido un tema del disco Brainwave Music de David Rosenboom.





                                       Ejemplos de dibujos de cortes, injertos y células

                                                                 
                                                                   Micrografías

                      
  Dibujos histológicos originales y simulaciones actuales ( Cajal La España Universal.Accenture)

                                                            Preparaciones histológicas


                                                               Cajal como escritor


                                                                 Autofototografías

                                                 Sus dibujos utilizados como tatuaje



Four Lines (Two High) by David Rosenboom on Grooveshark

viernes, 14 de noviembre de 2014

Laibach Alpha 60



Desde el primer momento que oí el disco Kapital de Laibach publicado en 1991, quedé cautivado por el tema Le privilege des morts, entonces ignoraba lo que descubrí no hace mucho, que la voz inhumana y monocorde que se oía en francés correspondía a Alpha 60, el computador que regula Alphaville en la película de Jean Jean Luc Godard cuyo "discurso" a su vez está extraído del ensayo de Jorge Luis Borges, Nueva Refutación del Tiempo.

Rodada integramente en el París de mitad de los sesenta, el film nos muestra un estado totalitario en un mundo futuro con un deslumbrante diseño visual, sin que para ello Godard necesitara ningún decorado de efectos especiales, con un magnetismo que bien podría ser heredado de la ficción apocalíptica de La Jetée de Chris Marker o de la Electronic Voice Phenomena de la radio transmisiones de Orphee, el film de Jean Cocteau.

Por último como curiosidad, comentar que dos participantes del film, el compositor Paul Misraki y el actor Howard Vernon se introducieron ese mismo año (1965) en el mundo psicotrónico, el primero a través de su difusión internacional como estudioso de ufología y vida extraterrestre y el segundo participando en el film Miss Muerte de Jesús Franco con quien repetiría en en lo sucesivo en varias ocasiones.










                       Diferentes fotogramas de Alphaville, incluyendo el discurso de Alpha 60


                                 Dos ensamblajes del film a cargo de Le dernier des blogs



lunes, 3 de noviembre de 2014

THOMAS WILFRED Clavilux



Durante este año la figura de Thomas Wilfred me la encontrado en un considerable número de ámbitos:  catálogos de exposiciones, artículos y recreaciones por algunos de los músicos que más admiro como comentaré al final.

La labor de exploración del nacido danés Thomas Wilfred tendría su momento crucial en 1919 con la creación del clavilux, un órgano que producía fluidos y formas lumínicas en vez de música. Esta invención de música visual que el bautizó como Lumia tenía en principio una intención, más que artísitica, de entretenimiento como fue su primer recital en el Neighborhood Playhouse de New York a la que siguieron otras hasta la Segunda Guerra Mundial, aunque progresivamente sus envolventes de fantasmagoria llegaron al mundo museístico, hasta tal punto de ser en 1951 uno de los elegidos en la exposición 15 Americans que incluía a Mark Rothko o Jackson Pollock entre otros. Posteriormente el MOMA se hizo cargo de su obra Vertical Sequence 11 (Opus 137), una de las 18 piezas que han sobrevivido de las cuarenta compuestas, gracias en gran medida a la labor de conservación y restauración del Light Art Lumia.

Como mencionaba antes, una de las visitas que uno realiza para seguir la obra de Steve Roden me  llevó a descubrir la pieza For Thomas Wilfred así como la sorpresa de que Tom Ellard (Severed Heads) ha creado junto a Paul Greedy una nueva versión del clavilux, mejorado con nuevos avances tecnológicos, aunque guardando el debido respeto a su idea original.


                                                  Thomas Wilfred y el clavilux






              Estudios y proyectos conservados en la Yale University Manuscripts&Archives

                                        Wilfred en una de sus últimas fotografías