miércoles, 17 de abril de 2019

Matt Shoemaker y las resonancias de Java



En 1983 la revista Ear editaba un especial sobre la influencia de la música indonesia en el arte norteamericano especialmente en el musical con nombres como Harry Partch, Lou Harrison o Steve Reich, todos ellos tuvieron en la instrumentación gamelán un claro influjo como también en algunos cercanos a la orquestación exótica. En la música industrial se pueden encontrar también una atrayente consonancia iniciada por Throbbing Gristle y posteriormente en una cierta escena norteamericana de los noventa que aún practicando sonidos extremos sentían una gran atracción por la inmovilización selvática y contornos errantes líquidos, un ejemplo de ello sería el músico y artista (ver foto de inicio) Matt Shoemaker recientemente fallecido, uno de los primeros en ser editado por el sello Trente Oiseaux junto a Francisco López con quien presenta varios paralelismos como por ejemplo coincidir ambos de nuevo  en otro sello Elevator Bath en el que encontramos muchas producciones en este ámbito.

Matt Shoemaker se transladó a Java en 2012 donde pasó dos años, allí se encontraría inevitablemente con la tradición gamelán pero también con una creciente y asombrosa escena de fabricación casera de instrumentos y procesadores electrónicos. Su trabajo musical se centró en la grabación de campo y la síntesis analógica y sus resultados se pueden encontrar en las dos cassettes que con el seudónimo de Fosil Sangiran editó recientemente el sello Helen Scardale.

                                         The Sunken Plethora Consumes All. Mystery Sea 2009

                                          Tropical Amnesia One. Ferus Recordings 2010

                                               Soundtrack for dislocation. Elevator Bath 2010





             Un ejemplo de los sintetizadores construídos artesanalmente en Java. Fuente Synthesia

          Otto Sidharta ya exploró en 1979 la combinación de grabaciones de la selva y sintetizadores