martes, 7 de julio de 2015

Los despachos de Ramón Gómez de la Serna y la tienda taller FEEAS, prótesis inverosímiles de Madrid.



Una reciente visita a Madrid me hace redescubrir los fascinantes despachos de Ramón Gómez de la Serna, un espacio amalgamado de objetos caprichosos, ídolos paganos y maquinarias inútiles encontrados al azar y que reunidos en su casa adquieren un aire divertidamente fantasmal: corazones de gabinete de anatomía, una tortuga embalsamada, un frasco de farmacia con el rótulo Ideas o una caja magnetofónica con radiografías iluminadas. Todo este material que su viuda Luisa Sofovich conservó en Buenos Aires fué donado al ayuntamiento de Madrid y ahora puede verse en el Museo Contemporáneo en el Centro Conde Duque.

Tras la salida, callejeando con espíritu de flâneur y a poca distancia, concretamente en la Plaza de los Guardias de Corps encuentro un escaparate intrigante, la primera impresión es de una joyería pero realizada con componentes ciertamente macabros, le tienda-taller se llama FEEAS y está regentada por Remedios Vincent autora de estas piezas compradas en antiguos mercados como puedan ser instrumental médico antiguo o elementos de medición, muchas de las cuales podrían tener su origen en los mismos espacios que frecuentaba Gómez de la Serna, incluso Remedios dispone del espacio Flores del Ático en que, al igual que Ramón con sus torreones, acumula imaginería sombría.

                                                          Ramón en su despacho






                Los despachos de Ramón Gómez de la Serna. Fotos: Azucena de Yngunza








                                                   
                                                  FEEAS, selección de piezas

No hay comentarios:

Publicar un comentario