jueves, 13 de agosto de 2015

El viaje de KLF a la "white room" de Sierra Nevada



En 1988, un single de The Timelords llega al número 1 de las listas británicas con Doctorin' The Tardis, en la portada un viejo Ford Galaxie acompañado del siguiente mensaje: "Hola soy un Ford Timelord, soy un coche y he hecho un disco", en efecto los componentes del grupo, Bill Drummond y Jimmy Cauty aseguraban que el coche que habían adquirido les hablaba y cuando llegó el momento de presentar el hit en el Top of The Pops insistieron que tenía que ser el coche y no ellos el protagonista de la actuación, ante la negativa de la cadena decidieron que apareciera Gary Glitter uno de los músicos apropiados en este refrito del tema Block Buster de la serie Doctor Who. Drummond y Cauty comprueban de primera mano el poder de la música y su efecto sobre las personas , en pleno subidón "rave" publican Como escribir un número uno de manera fácil, teorías que pondrían a la práctica en KLF con su disco "The White Room" cuyo origen previo es un film nunca acabado.

En lo que ha quedado de la película podemos ver el viaje del dúo a través con su Ford Galaxie por los parajes de Granada y Sierra Nevada, una iluminada road movie de búsqueda de la "habitación Blanca" que encuentran al final en el Observatorio del Pico Veleta, magnetismo heterodino y pensamiento mágico unidos en un espacio territorial bastante cercano a donde John Lennon compuso Strawberry Fields Forever, un tema que marcó enormemente a Drummond a los 17 años en su Liverpool natal y una zona también explorada posteriormente por Julian Cope su viejo amigo de los días de Zoo Records. Obviando forzados y típicos toques de degradación de imagen, hay grandes momentos como cuando pintan el coche enteramente de blanco que casi parece una acción Fluxus o una fugaz escena en que al entrar en las cuestas de un pueblo encalado el coche es extrañamente percibido por un chico albino.











No hay comentarios:

Publicar un comentario