sábado, 29 de diciembre de 2018

El arte irreductible, espejismos del art brut



Para mí la locura es supercordura, lo normal es psicótico. Normal significa falta de imaginación, falta de creatividad.
Jean Debuffet

Esta conocida frase de Jean Debuffet ha servido de presentación a muchas muestras de art brut que han tenido lugar después de que este acuñara el término después de seguir los pasos del psiquiatra y coleccionador alemán Hanz Prinzhorn quien en 1919 comenzó a coleccionar pinturas de enfermos psíquicos en la Universidad de Heidelberg. En España esta labor fue seguida por el catedrático de psiquiatría Ramón Sarró que le llevó a escribir el libro "De la teoría mitolologemática al homo ludens" y posteriormente por otro psiquiatra Joan Obiols uno de los impulsores del Club 49, algunos de cuyos miembros visitaron a la pintora mediumnica del Maresme Josefa Tolrá.

Gran parte de la colección de los antes citados más los fondos el mAB (museu d' art brut de Barcelona) se pueden ver en la exposición L'art irreductible, miratges de l'art brut en La Model Espai Memorial comisariada por Mery Cuesta. En este impresionante espacio de arquitectura panóptica se puede recorrer a través de las celdas pinturas llenas de una expresión apasionada y delirante, trascendiendo el conflicto entre lo normal y lo patológico.



                              Tres obras de Jaume Lores: Autorretrato, Europa bis y Plumilla


Oliver Bourgeois: Autorretrato-autobahn y God, Museu d' art brut (no incluídas en la exposición)

Francesc de Diego, Rechazo, impotencia y negocio, Museu d'art brut (no incluída en la exposición)



                                                Dos cuadros de la colección de Joan Obiols

                              Dibujo mural encontrada en una de las celdas de la carcel Modelo



La literatura de los misterios de la locura. Los dos primeros libros pertenecen a Juan Giné y Partagás

La presente exposición tiene otros antecedentes que han recopilado art brut efectuado en España como la que tuvo lugar en en la Galería Christian Berst de París en 2015.


1 comentario:

  1. Excelente resultado tu visita a la cárcel. Todos somos -de una forma u otra- neuróticos, psicóticos, locos y alienados. El problema es cuando nuestra creída sociedad encierra a los diferentes sólo por el hecho de serlo, los tortura, los "deconstruye", intentando "volverlos normales"...teniendo en cuenta que lo que llamamos normal es una serie ininterrumpida de alienaciones multitudinarias, programadas y uniformizantes. Salirse del tiesto, sacar los pies del plato o abandonar lo que los mass media creen a pies y juntillas como vida es -tal vez- encontrarse realmente cara a cara con la Vida. El precio a pagar suele ser caro, muy caro.

    ResponderEliminar