sábado, 28 de febrero de 2015

The Damned, progresivamente divertidos



En unas recientes declaraciones a la prensa holandesa Captain Sensible de The Damned recordaba la ilusión que le hizo tocar por primera vez en el Melkweg de Amsterdam en 1977, la misma sala donde antes habían tocado una de sus bandas favoritas Soft Machine, este tipo de debilidades quedaban casi ocultas por la ortodoxia punk pese a que gran parte del  movimiento estaba impregnada de ellas, sin ir más lejos Johnny Rotten con Can o Magma. Treinta y ocho años después, nada más y nada menos, The Damned han vuelto a tocar en el Melkweg durante el Grauzone Festival en que compartían un apabullante cartel que incluía entre otros a The Fall, D.A.F. y Michael Rother de Neu, otra debilidad de Sensible hasta tal punto que le llegó a mandar una carta como fan.

Pese a ser más conocido como bajista, Captain Sensible es de hecho un multiinstrumentista, el primer instrumento que tuvo Captain Sensible en su infancia fue un órgano bontempi con el que quería imitar a Brian Auger, poco después vino su casi obsesión por Syd Barrett a quien querían localizar como fuera en su retiro para que les produciese un disco, al final tuvieron que conformarse con Nick Mason quien les produjo su segundo álbum Music for Pleasure, cuyo último tema You Know incluye el saxo de Lol Coxhill con quien incluso llegaron a tocar en alguna actuación. Posteriormente The Damned tendrían otra colaboración estelar proveniente del llamado rock progresivo como fue Robert Fripp durante la grabación de su disco Strawberries que luego fue rescatada en su single Fun Factory, un título que define perfectamente lo que fue el grupo, una factoría de diversión en que la deshinbición de Sensible le hacía disfrazarse con pintas de lo más variopintas e incluso a aparecer desnudo tocando, todo este desparpajo les convertiría en una propuesta muy apreciada en muchas escenas como por ejemplo en la californiana, sin olvidar por eso connotaciones sociales o políticas como el single que Captain Sensible grabara para Crass Records.

Esta entrada está dedicada a Cheity Chinook, quien tan buenos momentos nos hizo pasar escuchando a The Damned en su casa.


                                        Marc Bolan y Dave Vanian en 1976, año de relevos

                                         Captain Sensible, su single para Crass Records

                                                  Pintada en el Masque de Hollywood

                         Durante la grabación de Music for Pleasure. Lol Coxhill a la izquierda

                                           Robert Fripp durante las sesiones de Strawberries

Impagable aparición de Captain Sensible bromeando sobre John Cage en la tira de comic Emily The Strange donde Emily utiliza micrófonos de contacto sobre las tumbas.

                                                          Grauzone Festival 2015

      Cheity Chinook rememorando la adquisición del primer disco de Damned a sus 14 años



No hay comentarios:

Publicar un comentario