viernes, 20 de marzo de 2015

Daevid Allen - Good Morning


Desde hace tiempo revistas especializadas de música e incluso periódicos nos traen cada vez más noticias de la desaparición de músicos que uno, de una manera u otra, ha admirado, la lista desde que comenzó este blog es ya bastante larga y cubrirla parecía un obituario, sin embargo si me gustaría evocar la figura de Daevid Allen, fallecido hace una semana, al cual pensaba en breve dedicar una entrada que ahora adelanto, coincidiendo con que hoy es el equinoccio de primavera y que la tierra, la luna y el sol están superpuestos, lo haré evocando sus días en Deià (Deyá), según él los más felices de su vida y que tuvieron  entre sus frutos el disco Good Morning junto al grupo Euterpe en 1976.

Tras ver en una actuación al aire libre de Euterpe en Deià, Daevid pensó que el grupo sería perfecto para completar los temas que había comenzado a componer, aparte del interés que tenía con trabajar con algún grupo de aquí tras la revelación de una estudiosa en Inglatera que le dijo que en una anterior vida había sido un músico español; antes había pensado en Zebra, otro grupo mallorquín que contó en algunas de sus formaciones con Agustí Fernandez y Joan Bibiloni que a su vez tenía un dúo con Pepe Milan de Euterpe, estos últimos fueron requeridos por la revista Disco Express para una entrevista en que el semanario anunciaba el primer disco de unos españoles con el sello Virgin, en ella relatan los días de grabación del disco en el Bananamoon Studio que comenzaban con un té a las cuatro de la tarde a la que seguían animadas charlas, a las siete empezaban a grabar con con un Teac de 4 pistas y dos Revox hasta la cinco de las mañana e incluso más tarde si había luna llena en que Allen se excitaba al máximo oyendo las grabaciones a través de los auriculares colocados encima de algunos de sus peculiares gorros.

Los temas de las dos caras del disco tienen bastante contraste, la primera discurre por un space folk que planea por la celebración de la parsimonia y cotidianidad de un día cualquiera en Deià, un estado de gracia que puede remitir al disco de Música Dispersa, otro de los grandes discos que se han hecho en este país; la segunda cara es mucho más multidemensional con temas como "Wise man in your heart" con una irresistible base de marimba y el sintetizador de Toni Pascual que después colaboraría en el disco Mother de Gilli Smyth cuyos rumores espaciales también aparecen en el disco. Pepe Milan aporta un sutil contrapunto con la la guitarra acústica a la eléctrica de Allen y volvería a aparecer en en el siguiente disco de éste "Now is the happiest time of your life" que cerraba con un tema evocando a la Diosa de Deià que tanto iluminó a ilustres habitantes de este enclave como Robert Graves, Mati Klarwein, Kevin Ayers o Cam Am Des Puig una formación casi satélite del mundo de Euterpe y Daevid Allen quien les vendió el Teac con quien registraron su disco Book of Am.

En el plano personal, apuntar que una inoportuna gripe mientras trabajaba en la tienda de Gay&Co de la calle Hospital me impidió atender su visita junto a Gilli Smyth y Chris Cutler, en esos momentos estaban interesados en oir discutibles muestras de música "laietana" local pero Allen salió enojado de la tienda ante el jazz rock que sonaba de ambiente y tapándose los oídos gritaba "devil music".


                                                   Portada y contraportada del disco



                                                         
                                                       Cam Am Des Puig, the Book of Am

                                                     Mati Klarwein. Deià landscape


Daevid Allen mostrando el Bananamoon Observatory de Deià y ajustando los potenciómetros de la tumba de Ollie Halsall.

2 comentarios:

  1. Después de tocar en la nuestra zona en en el mes de abril '92, dos días después GONG tocavan en Genova (que está a una ora de aquí) y decidimos ir a verlo nuevamente. El concierto fue diferente porque en Sarzana no les funcionaron los teclados... (grupo con Didier Malherbe y Pyp Pile)... fueron dos conciertos espectaculares donde tocaron mas de ora y media encantandonos con sus temas clásicos y algunos nuevos. En Genova cuando el concierto terminó, esperamos que Daevid saliera para hacernos firmar los discos que aviamos traído. Apareció saltando (muy delgado, iba vestido de negro y tenia una melena blanca larga) entre los aplausos de los presentes y empezó a dibujar lunas teteras contento de ese abrazo de publico. Después de un rato el mariscal de los Carabinieri nos hizo salir a todos del cine para ponernos en la hall. Daevid sentado firmando, distribuyendo sonrisas, charlas y siguiendo dibujando a todos una cosa diferente con el mariscal delante. A un cierto punto no pudiendo mas el mariscal cogió a Daevid por un brazo y lo obligó a levantarse... quería que saliéramos todos a fuera. Daevid lo mando a paseo y se volvió a sentar: tengo coches y hombres fuera que cuestan dinero hay que acabar con esto!... Nadie le hizo caso... Uno de los organizadores intervino tentando de calmarlo diciendo que eran almeno 10 años que la gente esperaba verlo. Y el mariscal dijo: Para ver a ese tío? con un gesto de desprecio...

    ResponderEliminar