lunes, 22 de noviembre de 2021

Puce Mary, rugidos de hielo transparente




La música industrial puede tener una poética, aunque sea la de la devastación. Un ejemplo de ello lo podemos encontrar en la obra de la artista sonora danesa Frederikke Hoffmeier que desde 2010 firma la mayoría de sus trabajos en solitario con el apodo de Puce Mary. Ligada al colectivo y sello Posh Isolation donde grabó sus primeras cassettes su trayectoria podría tener paralelismos con anteriores representantes del género como Maurizio Bianchi a través de las evocaciones de las experiencias humanas extremas o al cuerpo vibrante en transformación de Anne Gillis, concomitancias que no le impiden tener un discurso propio de vivencia personal evidenciado en sus poderosos directos altamente efectivos ante pequeñas audiencias, toda una experiencia para la autora en que los mejores momentos del imprevisto de la improvisación es luego llevado a su estudio donde se encuentra con un proceso de reconducción de lo errático y el inconsciente como puede palparse en su excelente disco The Drought editado por Pan, última de sus grabaciones a la que ha seguido su trabajo como compositora del film Kod&Blod presentado recientemente en la Berlinale y el Festival de Cine de Gijón, un ejemplo más de la atracción reciente de bastantes directores a sonoridades terminales.

Puce Mary ha señalado en varias ocasiones la influencia de escritores como Charles Baudalaire o Jean Genet en su obra, pero es quizás el multiartista David Wojnarowicz con quien más podemos emparejarla a través de sus derivas por el extrarradio urbano y vivencial, rastros de ello lo tenemos en el tema To Possess is to be in control de su disco The Drought  donde recita parte de un poema suyo o en su anterior disco The Spiral seguramente inducido por los textos que escribió en 1992 con este mismo título pocos meses antes de su muerte por sida.

Grito mis palabras invisibles. Me estoy cansando tanto. Me estoy cansando. Te estoy saludando  desde aquí. Me arrastro y busco  la apertura del vacío completo y definitivo. Estoy vibrando aislado entre ustedes. Estoy gritando pero sale como trozos de hielo transparente. Estoy señalando que el volumen  de todo esto es demasiado alto. Estoy saludando. Estoy agitando mis manos. Estoy desapareciendo. Estoy desapareciendo pero no lo suficientemente rápido. Me arrastro y busco la apertura del vacío completo y definitivo. 


                                                        Yours. Posh Isolation 2016

The Spiral. Posh Isolation 2016



                              JH1 FS3 (puce Mary and Jesse Sanes) Loyalty. Ideal 2017


                                
                                                        The Draught. Pan 2018

                                   Puce Mary actuando en la Berlinale 2020 presentando la banda sonora de Kod&Blod

                                                                 






miércoles, 10 de noviembre de 2021

It's crazy BCN 1989-1986, fotografías de Arturo Xalabarder de la escena punk barcelonesa recopiladas en un libro


A pesar de que con anterioridad ya había visto ocasionalmente alguna de sus fotos, no fue hasta que las ví agrupadas en 2007 en el blog de Silvia Resorte que me dí cuenta de la fantástica relevancia que tenía este material que Arturo Xalabarder había realizado de toda la escena punk barcelonesa en la primera mitad de los ochenta, algo que también pudieron apreciar los que acudieron a una proyección de ellas organizadas por el Cuc Sonat en el  Elèctric Bar y años después en el libro Harto de Todo de Jordi Llansamà. Por todo ello me parece una fantástica iniciativa haber agrupado muchas de ellas en el libro It's Crazy BCN 1980-1986, autoeditado por el propio autor con maquetación de Marc Valls y textos de Silvia Escario (Último Resorte) y Xavi Cot (Cuc Sonat), ambos testigos de excepción del nacimiento del punk londinense como lo fue el fotógrafo Salvador Costa que en su estancia en esa ciudad durante 1977 inmortalizó todo el movimiento en un libro editado ese mismo año, revalorizado año tras año hasta el punto de estar en la colección del Museo Reina Sofía. Un proceso de reconocimiento artístico a través de exposiciones que captaron esa escena  que también han tenido otros fotógrafos como Bruce Conner, Sheila Rock o la más reciente del anarco-punk de los ochenta en la Martin Parr Foundation, algo que no sería de extrañar que ocurriera con las fotos de Arturo habida cuenta no solo de su excepcionalidad sino también del creciente interés de exponer el material casi oculto que tuvieron las escenas más "outsiders" de este país.


Las fotografías del libro mayoritariamente en blanco y negro dicen tanto o más que un relato escrito de  las formaciones que aquí están representadas como Último Resorte, Attak o Shit SA. Rostros y actitudes de energía y furia, letras de negación y anti sumisión y también una gran dosis de divertimento engañando un contorno de abismo con una música diabólicamente acelerada cercana ya en esta época no al punk anfetamínico previo de grupos como Ramones o Buzzcocks sino a la escena más o menos hardcore de grupos como los tejanos Million Dead Cops cuya actuación en Zeleste casi supuso una epifanía para muchos de sus miembros. Por cierto esta sala sirvió de escenario a una explosiva actuación de Shit SA (foto superior de la entrada) donde quemaron un televisor mientras que en Magic, la otra sala estandarte de la progresía musical barcelonesa vería la gran bronca que se montó tras una actuación de Attak, ambos eventos están documentados en el libro como también otras actuaciones en lugares como Transformadors o los locales de la calle Aldana o San Ramón en L'Hospitalet.


Pese a estas actitudes impredecibles e irreverentes me atrevería a decir por haber conocido a algunos de ellos que gran parte de los protagonistas del libro no entrarían extrictamente en la ortodoxia punk, gente como Wells, Panko, Manel Pugés o Luis Cerezo (Cirera) de Frenopatics tenían gustos e inquietudes musicales más amplias como las tenía el propio Xalabarder. El punk era un vehículo perfecto de colisión de catarsis y autodestrucción pero también de cierto hedonismo  que bien se pueden apreciar en algunas de las fotos del libro o de manera más fehaciente en las que realizó la posterior afamada modista Lydia Delgado reproducidas en revistas como Diagonal, distribuidas en lo locales más modernos de la ciudad que nada tenían que ver con sitios como el cercano a la calle Escudillers Abracadabra donde se reunía gran parte de este contingente dentro de un deambular urbano que también protagoniza algunas de las fotos cuyo enfoque no sería el de captar una extravagancia sino una autenticidad.

El libro tiene un recorrido de delante para atrás en el tiempo ocupando sus últimas páginas Clinic Humanoyds con fotos y carteles de su actuación en el Bar Texas en 1980 y en La Orquídea el año anterior. Su entorno era el Hospital Clínic o bares cercanos como el Boira o la Enagua con una clientela guapa y oscura, como dirían Ultravox "wild, beatiful and damned". En esta formación militaría el propio Arturo Xalabarder y Manel Pugés una de las personas más fotografiadas en el libro; su visita a nuestro local de Xeerox tocando la primera parte del Gut Feeling de Devo nos dejó boquiabiertos como también al aquel día presente Nacho Canut todavía entonces en Kaka de Luxe quien a la salida nos decía que teníamos que incluirlo en el grupo, no fue así, pero bastantes años más tarde, poco después de su época en Mohochemie, puede compartir algunas sesiones en que él participaba que bien estaría alguna vez vieran la luz.


Decir por último para los que estén interesados que el libro se puede pedir al propio autor a través de la dirección: canopos2021@gmail.com o para los que estén en Barcelona en la librería El Lokal donde también se pueden encontrar otros tres libros suyos: Postcards, Canopos, una colección de viñetas con un humor oscuro lleno de sarcasmo y una colección de relatos con el nombre se Solicornios publicado en 2019.

               Panko en una actuación de Attak en El Garage- L'Hospitalet 1981

            Cheity, Silvia y Juan de Último Resorte en la Sala Magic, 1981
                          

     Actuación de Shit SA en el Club de la Tercera Edad Siglo XX, Barcelona 1983

      Shit SA hacia la zona de derribos de Las Glorias, Barcelona 1983
                        

                                Necrofilia (Wells y Cheity), Premià de Mar, 1982


                                                   Carteles de Clinic Humanoyds



                       Flee Hand Made (Marc García y Carles "Boski" Masabeu)

                             Manel Pugés y Mario Almonacid (Xeerox), 1981




miércoles, 27 de octubre de 2021

Festival Morada Sónica 2021 y las confluencias de la radicalidad sonora y visual en la mitad de los ochenta





Como se puede ver el listado del cartel del Festival Morada Sónica de este año es deslumbrante, una oportunidad única de ver en Almería grandes nombres de la música experimental de este país con largas trayectorias que les sigue llevando hasta nuestros días con grandes dosis de ingenio. Siendo inabarcable hablar de ellas y además dando por hecho que el seguidor habitual de este espacio las conoce, si me gustaría exponer un periodo que podríamos encuadrar en dos años (1986/87) en que muchos de los participantes estuvieron muy interconectados tanto a nivel de edición, trabajos de soporte y recreación visual a través del vídeo o en actuaciones en otra localidad andaluza como fue Andújar.

En este enclave bajo los auspicios de Rafael Flores en 1986 Esplendor Geométrico realizó una actuación en el que él aportaría las imágenes de fondo y la filmación del concierto cuyo audio sería posteriormente editado primero en parte por Vinyl on Demand dentro de una antología del grupo y poco después ya en su totalidad por el sello japonés Captain Trip. Las colaboraciones no acabaron aquí pues ese mismo año realizaría un vídeo del tema Neuridina perteneciente a su primera cassette E.G. 1. Por otro lado en las mismas fechas se publicaría en Discos Esplendor Geométrico  Muestras sin valor compartido por su pseudónimo habitual Comando Bruno y por Avant Dernière Pensées de Antón Ignorant quien al año siguiente junto a Macromassa protagonizaría otro concierto en Andújar al igual que ocurriera con Eduardo Polonio interpretando Gran Chapeau Chinois. Es muy significativo que todas estas formaciones protagonizaran gran parte del disco recopilatorio La Zona editado conjuntamente en su primera tirada junto a la revista Fenici cuyos contenidos solían cubrir tanto músicas de riesgo como el abundante flujo de creación de videoarte de entonces.

Esta actividad podrían palparla ese mismo año todos los asistentes a la Semana Internacional de video en el Colegio Mayor Chaminade en Madrid bajo la dirección compartida de Marcelo Expósito. Repasando el listado uno puede ver nombres que estaban en clara sintonía con su sello Necronomicón como es el caso de Étant Donnés o Achim Wollscheid junto a obras del propio Rafael Flores (sus trabajos en este formato vendrían con el nombre de El Sopor), Francisco Felipe o Pedro Garhel, estos dos últimos muy ligados al Espacio P, lugar esencial de distribución y exhibición de este tipo de material. Es muy interesante ver la intención de programar esta escena junto a la entonces más arraigada en el mundo del happening o multimedia como pueda ser el caso de Wolf Vostell o Antoni Muntadas. El año siguiente esta modélica institución acogería una actuación de Macromassa+Ignorant filmada por el propio Marcelo Expósito quien volviendo al festival próximo que nos ocupa protagonizará una charla con significativo título "Componer con el ojo, filmar con el oído"; también lo hará otra persona esencial en la edición de esta farándula electrónica como es Andrés Noarbe  y en el terreno de las actuaciones: Wade Matthews&Ana Arenas, Macromassa, Eduardo Polonio, Erizonte, Comando Bruno y Esplendor Geométrico. No se puede pedir más.

                                     

             Actuación de Macromassa+ Ignorant en Andújar, 1987. Foto Rafael Flores







Macromassa + Ignorant: "Japón Ignorant" - C. M. Chaminade (Madrid) 28-5-87 from Marta Tornillo on Vimeo.


miércoles, 13 de octubre de 2021

LAFMS, la forma más baja de música en Tesla FM


Maniquís destartalados, letreros abandonados, restos de negocios arruinados, este el entorno en que se desarrolla en 1976 el primer concierto de LAFMS (Los Angeles Free Music Society) con los grupos Le Forte Four, Ace&Deuce y Doo Dooettes en un edificio de Pasadena donde también tiene su estudio Paul McCarthy uno de los artistas norteamericanos más transgresores cuya perversidad kitch le lleva incluso a colaborar con ellos. Justo al lado del edificio la tienda de discos Poo Bah donde trabaja Tom Recchion, quien les introduce en los márgenes del rock transcurridos entre el Trout Mask Replica de Captain Beefheart y el Meet the Residents, las colisiones de psicodelia y música contemporánea o la experimentación con tape loops, todo un influjo que se deja notar en sus primeras grabaciones, pero también en el detritus de los discos abandonados que hay en la tienda que harán con su manipulación que los sonidos familiares se conviertan en enigmáticos. Con el nombre académico que se han puesto para acudir a un concurso de música electrónica en Noruega actúan en los museos más importantes del sur de California, pero como dice con sorna Joe Potts uno de sus componentes, siempre fuera. Su rebelión contra las galerías y las grandes discográficas les lleva a estrategias paralelas del emergente punk que surgía en la zona, algo semejante ocurrió con otras formaciones experimentales como Rhythm&Noise y Negativland. Su relación con instituciones más artísticas se centraron en Chip Chapmann como asistente a las clases de Morton Subotnick en el Cal Arts donde también asistía Carl Stone, sin duda el centro fue un gran catalizador de creación y en sus pasillos se podía encontrar a Mike Kelley quien en Míchigan había formado Destroy all Monsters cuyas primeras grabaciones guardan bastantes paralelismos con los californianos. 

La carrera y sobre todo ramificaciones de LAFMS son extensísimas, algunas de sus formaciones como Human Hands y B People alcanzaron más difusión ya entrados los ochenta e incluso Dennis Duck originó el nombre de The Dream Syndicate tocando con ellos la batería. Otro de sus grupos estandartes como es Smegma ha contado también como cantante ocasional al escritor y crítico musical Richard Meltzer en unos tiempos más recientes en que la comunidad tiene continuos reconocimientos a través de exposiciones o de reediciones de sus discos, algo a lo que no es ajeno la aparición de todo su trabajo en los primeros años de internet sobre todo a través de blogs tipo Mutant Sounds. Antes de esto, en la frontera de los setenta con los ochenta, para mí su existencia era brumosa como una continuación del hermetismo de The Residents o Chrome, sus nombres me aparecían en tiendas especializadas que se anunciaban en la revista Eurock o en la lista del primer disco de Nurse with Wound. La polémica acción Blind Date de John Duncan la leía en la revista Wet, pero para nada le relacionaba con LAFMS ni tampoco una grabación en cassette que me hizo Mario Almonacid en tiempos de Xeerox de la recopilación Darker Scratcher, quizá su disco más difundido. Este interés en ellos y muy especialmente en Tom Recchion he intentado plasmarlo en un programa que contará con una selección que Tesla FM emitirá este próximo sábado día 16 a las 12, 16 y 20.30 horas.







Miembros de Airway, quizá el directo más intenso de LAFMS
















LAFMS en tiempos recientes: Joseph Hammer y Tom Recchion

domingo, 10 de octubre de 2021

El inframundo caosmótico de Escupemetralla



En el epílogo del pasado milenio el psicoanalista y ensayista francés Félix Guattari acuñó el término caosmosis anticipando que al cambio de este muchas disciplinas artísticas tendrían que conjugar su creatividad para una implosión mental, un espasmo caosmótico. Estas ideas fueron plasmadas en un libro y artículos en los primeros noventa, la misma época en que el duo barcelonés Escupemetralla encaraba sus dos útimas cassettes en su sello Clonaciones Petunio bajo unas coordenadas cercanas con sarcasmo añadido como muestra su tema "Música avanzada de una civilización arbitrariamente avanzada" perteneciente a Multimierda (1995) tras lo cual paralizaron su actividad. Sin embargo esto no fue su punto final, tras un letargo de veintidos años su "ambient drone noise war music" heredera de la mejor época de la música industrial con gran presencia del mundo conspiranoico ha dejado de ser un futuro para convertirse en una realidad que ellos intentan recoger definiéndose como "arquitectos del miedo", una morada donde acogerse ante la velocidad del caos.

Todo este universo intenso y mutante queda tangible en su último lanzamiento Tres trillizos trotskistas, grabaciones efectuadas entre 2018 y 2021 de nuevo publicado como sus dos anteriores en el sello Novak con una portada en que aparecen tres mantis religiosas amenazantes, el único animal con un solo oído y además poder ver imágenes en tres dimensiones. Como introducción al disco un recuerdo a Víctor Nubla: "impregna este disco la esencia tungsténica del premonitor variable Víctor Nubla Huba, ubicado en largas manos de memoria"; ciertamente el disco bien podría acompañar su novela multimórfica El Regalo de Gliese. Su escucha nos lleva al urbanismo circundante desde momentos placenteros como Gestión de residuos a Edificio putrerefacto, un recuerdo de Genesis P-Orridge y a su tema Convincig People junto a Throbbing Gristle con unos sub graves de vértigo. Su habilidad "plunderphónica" aparece en su versión del Itchycoo Park un cásico de Small Faces con la que incluso acudieron a un certamen internacional, un momento distendido en contraste con el tenebrismo medieval de su siguiente tema Mornië utúlië realzado con las voces de las dos niñas del film de Victor Erice El Espíritu de la Colmena en un diálogo entre velas. Un recurso cinematográfico también origina S3S es 3, un tributo a la película de Carlos Saura Stress-es tres-tres cuyo tramo final con una Geraldine Chaplin atacando en una playa almeriense con un cuchillo es llevado de manera genial en un vídeo realizado por ellos mismos como con casi todos los temas del disco bajo un manto de ambientes brumosos y ritmos opresivos en un mundo residual pixelizado.


                                      Instantánea del vídeo I always reivindico el nail art

                                             Instantánea del vídeo Gestión de residuos


                                           Dos instantáneas de Stress es Tres

Instantánea de Booterrflai booterflai inspirado en una aparición televisiva de Salvador Dalí en que disertaba sobre la proporción aurea y el cuerno del rinoceronte. Todos estos vídeos se pueden ver en su propio canal. A continuación tres de ellos pertenecientes a Tres trillizos trotskistas.